Récord de viajeros obligaron a incrementar frecuencias de 'La Trochita'

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD DEL SUD  
El Viejo Expreso Patagónico, uno de los paseos más tradicionales en la Comarca de los Alerces, recibió 2119 turistas, divididos en 17 salidas. El viaje dura aproximadamente dos horas y media.

Debido a la creciente demanda de los turistas que esta temporada de invierno eligieron Esquel como destino de vacaciones, el Viejo Expreso Patagónico, uno de los paseos más tradicionales en la Comarca de los Alerces, incrementó las frecuencias.

Durante la temporada alta de invierno, la pintoresca estación de Esquel recibió 2119 turistas, divididos en 17 salidas. “La primera semana la presencia mayoritaria fue de visitantes de distintas localidades de Chubut, especialmente Comodoro Rivadavia, y cumplimos un cronograma con salidas el sábado, el martes y el jueves”, dijo el coordinador de La Trochita, Juan Ripa.

“A partir del día 13 de julio, ya con presencia de turistas de otras provincias, como Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, multiplicamos las salidas: dos excursiones diarias, a las 10 y a las 14 horas”, agregó.

Al dejar atrás la estación, el pintoresco tren de trocha angosta cruza el arroyo Esquel y luego vira para avanzar en forma paralela al cordón Esquel y a la ruta 259, con paisajes panorámicos del valle que descansa a los pies del macizo de Nahuel Pan.


El recorrido continúa hasta cruzar la ruta 259 y luego la ruta nacional 40, atravesando la estepa y divisando aves acuáticas como flamencos, patos y cauquenes.

Mientras tanto, las salamandras crepitan y entibian los vagones de madera y las canciones patagónicas que nacen de la guitarra y la voz de Eduardo Paillacan, un músico de la región, acompañan la travesía.

Durante el viaje también es posible disfrutar de las tartas caseras, el chocolate caliente y el aroma del café del Vagón Bar, mientras se toman fotografías por las ventanillas. Poco tiempo después, el tren arriba a la estación Nahuel Pan.

Mientras la máquina realiza sus maniobras para emprender el regreso, los viajeros pueden recorrer la casa de las artesanas, conocer lo que ofrecen los productores de la región y visitar el Museo de Culturas Originarias Patagónicas. Tras dos horas y media de viaje, los turistas arriban de regreso a la ciudad de Esquel.

“Los visitantes descienden maravillados porque es una experiencia única. Se trata de una visita a un museo viviente porque se mantiene en su estado original y  hace varios años circula por estas mismas vías”, explica Ripa.


Télam -
06/08/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!