VERANO 2019

VERANO 2019

TRENES ARGENTINOS INFRAESTRUCTURA LANZA LA ÚLTIMA SUBASTA DE CHATARRA FERROVIARIA DEL AÑO

actualidad

Palmira - Mendoza (2). Créditos: Trenes Argentinos Infraestructura
Esta nueva subasta online, con la que se espera recaudar $13 millones, está compuesta por durmientes y rieles. Liberará un predio en Francisco Álvarez, Buenos Aires y otro en Palmira, Mendoza. En este último, funcionan los talleres de reparación de vagones del ferrocarril San Martín de cargas.
Buenos Aires, 12 de diciembre de 2017. – Trenes Argentinos Infraestructura, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, lanzó una nueva subasta electrónica de chatarra ferroviaria. Se trata de 2.300 toneladas de material ferroso entre rieles y chatarra metálica, y más de 10.000 durmientes, divididos en 84 lotes. Hasta el momento se recaudaron más de 19 millones de pesos en las primeras dos subastas.
Palmira – Mendoza. Créditos: Trenes Argentinos Infraestructura
En esta oportunidad, se incluyen en la subasta materiales que se encuentran en un predio en la localidad de Palmira en Mendoza, que es necesario liberar para mejorar la capacidad productiva de los talleres de reparación y mantenimiento para la línea San Martín de Cargas. Además, se liberará un predio en la localidad Francisco Álvarez, en Buenos Aires. Como se había manifestado en el lanzamiento de la herramienta de subasta online, el objetivo es poner en valor terrenos ferroviarios que sean útiles a la operación y en la planificación de obras, a lo largo del país.
Chatarra rieles en predios de Buenos Aires. Créditos: Trenes Argentinos Infraestructura
En la subasta anterior, que cerró el 25 de octubre, se vendieron la totalidad de los lotes, con un precio competitivo, donde la tonelada de material ferroso ascendió a $ 4.980, un 3% más que en la primera subasta online, realizada en agosto. Éstos sumados a los resultados de la subasta vigente, serán reinvertidos en los actuales proyectos ferroviarios que está llevando adelante Trenes Argentinos Infraestructura.
Desde la empresa son optimistas con este sistema, con más de 12.000 visitas en las subastas anteriores y más de 3500 ofertas, este sistema de subasta online permite tener un mayor alcance y generar competitividad en la venta, evitando la cartelización y generando mejores precios.
“Promover la transparencia en todas las acciones que desarrollamos, es hoy uno de nuestros pilares. Por eso seguimos apostando a este sistema, que, gracias a su gran alcance, demostró ajustarse a nuestros objetivos. Asimismo, la agilidad y la competitividad del precio, nos permitirá reinvertir lo recaudado en nuevas obras ferroviarias” afirmó Guillermo Fiad, Presidente de Trenes Argentinos Infraestructura.
El proceso de relevamiento de toda la chatarra ferroviaria que hay en el país está en marcha, pero todavía no ha terminado. Asimismo, las obras ferroviarias que están en marcha en todo el país, como por ejemplo la renovación integral del Belgrano Cargas, en los que se reemplazan rieles y durmientes a lo largo de 1600 kilómetros de extensión, van a generar en los próximos años más material de descarte.
¿Cómo se accede?
Desde el portal www.denarvaez.com, se accede a la subasta de Trenes Argentinos Infraestructura, se genera un usuario al cual se denomina con un seudónimo, pero que es autenticado por la empresa de subastas. Desde el cual, se podrán realizar las ofertas sobre cada uno de los lotes que se desean adquirir.
La subasta online de chatarra, en detalle
• Hay 65.000 toneladas de chatarra ferroviaria relevada en el país. Se trata de vagones, locomotoras, coches, repuestos, rieles y durmientes, entre otros materiales de descarte que ya no se pueden reutilizar;
• 300 millones de pesos se esperan recaudar con la subasta de esta cantidad de chatarra antes de 2019
• 3000 millones de pesos se podrían llegar a recaudar subastando chatarra que aún no fue relevada y que se estará generando en los próximos años por obras de envergadura como la reactivación del Belgrano Cargas, en los que se reemplazan rieles y durmientes a lo largo de 1600 kilómetros de extensión;
• 10 predios ferroviarios que se liberan de chatarra antes de 2019;
• 20 millones de pesos anuales se ahorrarán en la custodia de predios colmados de chatarra.
• Mayor agilidad: mientas que una subasta a través de una licitación convencional llega a tardar 120 días, el nuevo sistema online permite reducir ese tiempo a 40 días desde que se oferta hasta que se adquiere el material subastado;
• Mejores precios: en la primera subasta bajo la nueva modalidad, el precio de la tonelada de riel ascendió a $4823, superando en un 71% las ofertas anteriores mediante licitación tradicional;
• Mayor transparencia y competitividad: en la nueva plataforma online hay al menos 40.000 usuarios registrados, lo que permite mayor cantidad de ofertas y mejora la competencia entre oferentes.

Comunicación Trenes Argentinos Infraestructura
13/12/2017

VIAJE EN TREN A MAR DEL PLATA PARA NOSTÁLGICOS: CUANDO ERA PURO LUJO Y PLACER

ACTUALIDAD

Viaje en tren a Mar del Plata, a fines de la década de 1930.
Otra época. A mediados del siglo pasado, el tren tardaba cuatro horas y un ratito.
Mar del Plata le debe mucho al ferrocarril. El primer tren llegó el 26 de septiembre de 1886 a la actual ciudad balnearia, en ese entonces una pequeña villa casi desconocida, impulsado por una locomotora Beyer Peacock. Estos 131 años de historia bien podrían ser una metáfora de un país que pasó de la opulencia a la mediocridad a la velocidad de un tren bala. En sus inicios, las familias porteñas más pudientes sustituyeron sus veraneos en sus quintas de San Isidro o Floresta por las playas marplatenses, y los carruajes por el tren como medio de transporte.
El trayecto de 404 kilómetros, en el Ferrocarril del Sud (el Roca), duraba 10 horas, con paradas intermedias, y se lo consideraba un “placer”. Comidas y vagones de madera lustrosa, alojamientos de primera y un vagón exclusivo para el traslado de caballos. Era un viaje a toda orquesta, hacia un destino con perfil aristocrático.
En los años 30 y 40, el tren empezó a vincular a la ascendente “clase media” y los planes turísticos a la costa marplatense. A tono con los tiempos, en 1951 llegó la nacionalización, los impulsos renovadores y el nacimiento del legendario El Marplatense. Este convoy, de 12 vagones revestidos en acero inoxidable, representaba la ostentación del lujo y el confort para viajes de larga distancia.
Cerrado de punta a punta, disponía de sillones, bares, restoranes y aire acondicionado, entre otras comodidades desconocidas hasta entonces por los turistas argentinos. El propio Juan Domingo Perón se entusiasmó y hasta llegó a sugerir que era el tren ideal para valorizar a Mar del Plata.
Resulta curioso, porque esos doce vagones, que integraban El Marplatense, en realidad formaban parte de un tren de superlujo, “The Chessie”, cuyo objetivo era unir Washington y Cincinnati, un tramo de 960 kilómetros, con un tiempo estimado de 12 horas para cubrirlo. Aquella iniciativa, de la compañía Budd & Co, naufragó -entre otras cosas- con el surgimiento de dos competidores de los trenes: las líneas aéreas y el desarrollo del automóvil. Y así, esa formación llegó al país en 1952, comprada por la estatal Ferrocarriles Argentinos a la empresa Chesapeake and Ohio (C&O), sin uso, flamante y con tarifa preferencial.
El mito de El Marplatense pasó a la publicidad. La más recordada, ya en los 70, es la que decía que se podía llegar a Mar del Plata “en 4 horas y un ratito”.
En realidad, tal cosa sucedía desde hacía rato porque desde el principio de esta etapa, la formación era traccionada por la locomotora “Justicialista”, de producción nacional, a una velocidad promedio de 150 km/h. La locomotora original tuvo otro destino, muy lejos de Mar del Plata y por demás llamativo: se trata de una de las piezas “arqueológicas” que integra el museo ferroviario de Baltimore, en los Estados Unidos.
Pasaron los años, la privatización de los ferrocarriles, la prolongada electrificación del Roca, los anuncios reiterados y las nuevas tecnologías.
Así, el “rápido” a Mar del Plata de la actualidad demora casi 7 horas, sin paradas, frente a las “4 horas y un ratito” de 60 años atrás.
Damián Kantor

 clarin
12/12/17

EL TREN DIRECTO HASTA MAR DEL PLATA TARDA APENAS 15 MINUTOS MENOS QUE EL “LECHERO”

ACTUALIDAD

Viaje a Mar del Plata en tren. (Fotos David Fernández)
Es un viaje de 6 horas y 35 minutos y no para nunca. Pero hay tramos que debe hacerlos a 10 km por hora por el estado de las vías. Prometen que recién para abril de 2019 será más veloz.
Hay que madrugar para subirse al tren directo que une Constitución con Mar del Plata.
Corre una señora con su nieta, que llegan a despachar las valijas justo antes de que la locomotora comience a moverse, puntual, a las 4.15 de la mañana: “Nos quedamos dormidas y casi lo pierdo”, dice ya más relajada.
Viaje a Mar del Plata en tren. (Fotos David Fernández)
El servicio tiene un enemigo: el reloj. No sólo por el horario en el que sale desde una zona no muy amigable para circular de noche y que provoca que llegar hasta allí en taxi o remís a algunos les pueda costar casi lo mismo que el propio pasaje, sino que tarda sólo 15 minutos menos que el tren que ya funciona desde julio y que tiene doce paradas. La empresa promete que en 2019 será más veloz.
Esta nueva formación se inauguró la semana pasada y será la nueva opción que tengan los veraneantes para llegar a la costa atlántica. Clarín estuvo en el tren para contar cómo es viajar a La Feliz por esta vía, y se encontró con un transporte de última generación pero con un camino de otra década.
El tren es silencioso, cómodo para descansar y tiene un mayor espacio entre asientos que el de la clase turista de un avión, si uno se lo propone podría dormir todo el trayecto sin abrir los ojos. Pero tiene problemas que hacen dudar a los pasajeros a la hora de elegir la mejor manera de llegar hasta el mar, uno de ellos –tal vez el más importante- es el del tiempo: va muy lento.
Viaje a Mar del Plata en tren. (Fotos David Fernández)
Por momentos la locomotora no supera los 10 kilómetros por hora, lo que hace pensar que está por frenar en cualquier momento. La acción la repite varias veces en los 400 kilómetros que separan la ciudad de Buenos Aires con la balnearia. Lo llamativo es que no sólo ocurre cuando pasa cerca de zonas urbanas, sino también cuando no hay nada alrededor y sólo se ve el campo y alguna vaca a varios metros de distancia.
En donde el trayecto está en mejores condiciones, la velocidad máxima que puede alcanzar es de 100 km/h. La formación en realidad podría llegar a los 140 km/h, pero por las condiciones del camino no lo hace. Sería como querer acelerar una Ferrari en un viejo empedrado.
El horario de salida es la queja que más se repite entre los pasajeros. Salir a las cuatro de la mañana de Constitución es complejo porque a esa hora ya casi no hay transporte público y las personas no tienen opciones para llegar. Quienes viven lejos y deciden pagar un taxi, el precio puede costar lo mismo que el propio pasaje en tren.
Alfredo Rosa, guarda del tren. (Fotos David Fernández)
La situación es difícil hasta para los empleados del ferrocarril, que deben pasar la noche en la estación: “Llego a las 22, cuando pasa el último tren desde mi casa en Hudson y desde ahí espero hasta subirme a éste”, cuenta uno de los mozos. Los turistas también hacen malabares para llegar a la estación, que es peligrosa a esa hora. Como Ricardo Gutiérrez, jubilado, que se tuvo que tomar dos colectivos desde Florencio Varela: “Es insólito que lo hayan puesto en ese horario, es inseguro y peligroso”.
Si bien todos los coches tienen baños muy bien cuidados y limpios, pasillos relucientes y aire acondicionado, no hay WiFi y la plataforma para ver películas online desde el teléfono no funciona. Si alguien quiere escuchar música o jugar con el celular, deberá saber que es muy difícil cargar la batería: sólo hay dos enchufes por vagón y los pasajeros hacen fila en el baño (donde hay un toma) para recargar el teléfono.
La formación tiene, como en las épocas doradas de los años ‘50, un salón comedor con buenos precios. Aunque en el viaje que hizo este diario el bar parecería haber sido “saqueado”. Sólo se podía comprar café ($25), gaseosas ($30), pebete de jamón y queso ($50) y galletitas de agua ($15). Según el menú debería estar disponible también una pizza individual ($65), sándwich de milanesa ($70), medialunas ($6) y diferentes tipos de golosinas.
El salón comedor. (Fotos David Fernández)
En cuanto al precio del pasaje, los valores varían dependiendo los días. Es más caro los fines de semana y en determinadas fechas (feriados, cambios de quincena) y más barato los martes, miércoles y jueves. Así, el pasaje de ida en Primera (la categoría básica) va de 460 a 510 pesos. El pasaje en Pullman, la clase más alta, puede costar hasta 615 pesos. Son precios más económicos que los de los micros de larga distancia, que salen de Retiro con valores de 600 a 800 pesos y tardan poco más de cinco horas.
Mariano Gavira

 clarin
12/12/17

SE RESTABLECIÓ EL SERVICIO A. KORN – CHASCOMÚS

actualidad

Buenos Aires – Desde el pasado sábado 2 de diciembre quedó reestablecido el servicio de trenes entre Alejandro Korn y Chascomús en la provincia de Buenos Aires.
El mismo se encontraba suspendido desde julio de 2016, y actualmente tiene tres frecuencias diarias en ambos sentidos de lunes a jueves, agregando dos más de viernes a domingo.
El servicio se presta con locomotoras diésel y coches remolcados de clase única, observando paradas intermedias en Cnel. Brandsen, Jeppener, Altamirano y Gándara, con un tiempo toral de viaje de 1 hora y 23 minutos hacia Chascomús, agregándole un minuto más al regreso. Las tarifan van desde $1,50 a $3,40.

Agencia Rieles

VIDEO: LOS USUARIOS OPINAN SOBRE EL SERVICIO DE TRENES

actualidad

La Plata, Buenos Aires, Argentina
“Bárbaro, práctico, limpio. Nosotros venimos desde City Bell y dejamos el auto. Es más fácil”, opinó una usuaria sobre el servicio de tren.
“Me parece muy bien. Atienden bien, no tengo inconvenientes”, opinó otra mujer que suele venir a la ciudad a hacer trámites.
“Está más limpio, más ordenado”, agregó otra usuaria, quien igualmente mencionó los problemas cuando hay interrupciones por arreglos.

 eldia
05/12/2017