El sueño del viejo tren ya viaja sobre rieles

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD 


Vecinos viajaron en zorra desde Gómez para demostrar que la reapertura es posible.



El proyecto de reapertura de los servicios ferroviarios entre nuestra ciudad y Brandsen viene sumando, sin prisa y sin pausa, adhesiones en diversos ámbitos institucionales y productivos a partir de charlas y reuniones entre vecinos, dirigentes y funcionarios. En la tarde de ayer, un grupo de aficionados platenses a los trenes logró que los campos de la teoría y la práctica se encontraran por primera vez desde que la campaña por la reactivación cobró notoriedad: montados en una zorra, los protagonistas de la aventura unieron dos hitos del tendido con el objetivo de demostrar que su recuperación es posible.

El viaje de los ferroaficionados, nucleados en la agrupación Vía Tolosa, conectó los andenes de Gómez con el acceso a Brandsen. Un tramo de unos diez kilómetros que incluye puentes de importantes dimensiones, alcantarillas, terraplenes, curvas y trincheras.

“Venimos trabajando en esta iniciativa desde hace dos meses y medio” explica Tomás Fragueiro, un citibelense que coordina los trabajos ejecutados a pulmón -y financiados- por lo que describió como “una docena de entusiastas” que es parte del Ferroclub tolosano, en busca de que “se prenda la chispa” del regreso de los convoyes a los viejos rieles.

“La gente ve una zorra en las vías y le brillan los ojos” subraya Fragueiro, especialista en reparación y restauración de locomotoras y material rodante: “El tren genera mucha adhesión, y en los pueblos nunca se resignaron a perderlo”.

Para despejar el camino que ayer anduvieron a velocidad crucero -una zorra a motor puede alcanzar los 25 a 30 kilómetros por hora-, la improvisada cuadrilla tuvo que podar y extraer árboles, remover vizcacheras, hormigueros descomunales y cañaverales tupidos. “Los rieles entre Gómez y Brandsen están completos y en bastante buen estado, y cubren un tramo atractivo desde lo visual, así que disfrutamos mucho del logro de ponerlo transitable” admite Fragueiro.

Desde la Junta Vecinal por la Reactivación del ramal, que está integrada por diferentes entidades sociales del corredor de 45 kilómetros y desde hace varios meses mantiene una intensa agenda de encuentros para cosechar adhesiones y avales, se subraya que constituye “la única vía de comunicación por ferrocarril del Gran La Plata con el interior bonaerense”.

Los dirigentes destacan que ”vincula localidades con una población total de 200 mil habitantes, conecta media docena de centros asistenciales de referencia provincial, atraviesa y tiene una parada en el Parque Industrial local, transita la región hortícola y ganadera y es alternativa para el traslado de cargas al renovado Puerto -evitando las futuras congestiones camineras-”.

Días atrás, Manuel Romay, Alberto Castro y Enrique Pérez Balcedo, de la Junta Vecinal, y Sergio Alvarez, de la Subsecretaría de Transporte, entregaron a Hugo Vallone, Director Nacional de Transporte Ferroviario, un anteproyecto contemplando un esquema de paradas para la potencial puesta en funcionamiento: La Plata -1 y 44-, Tolosa -1 y 528-, Ringuelet -509 y 9-, Gonnet -509 y 19-, Hernández -511 y 132-, La Granja -515 y 146-, Las Rosas -515 y 161-, Melchor Romero -516 y 171-, Barrio Nuevo -515 y 187-, Abasto -515 y 208-, Parque Industrial -515 y ruta 2-, Ruta 6, Gómez, Barrio La Parada, y Brandsen -calle Ferrari e Ituzaingó-.

El titular de Transporte Ferroviario, en la ocasión, reveló que “el ramal no está cerrado; la concesión, desde hace una década, está en jurisdicción de la empresa Ferrosur que la gestionó cuando buscó trasladar el tren con metanol desde el sur, hacia el Polo Petroquímico”.


BALANCE “POSITIVO”

Hoy, un recorrido por el ramal arroja datos alentadores y otros no tanto. El tramo en mejores condiciones es el que une Brandsen con la ruta provincial 6, e incluye la estación Gómez. Siguiendo hacia tierras platenses, entre las rutas 6 y 2, y entre ésta última y la estación Abasto, el tendido está prácticamente completo; en el cruce con la ruta provincial 36, curiosamente se instaló un boliche sobre las vías; desde allí hasta el predio de la estación Melchor Romero, falta un tramo de rieles. Entre Romero y Hernández, hay un asentamiento y sectores de rieles robados; y entre Hernández y Ringuelet, faltan 200 metros del trazado antes del paso a nivel de 25 y 510, hay un corte de la trinchera ferroviaria a la altura de 19 -bajo el Puente de Gerardi- y otro de terraplén, recientemente realizado por la Comuna platense, a la altura de 10 y 509.

“Las conexiones con el ramal Constitución-Mar del Plata -en Brandsen-, y La Plata-Constitución -en Ringuelet-, se hallan en muy buen estado de conservación” apunta Tomás Fragueiro. Con todo, el balance, coinciden quienes impulsan la reactivación, es positivo: “se podría llegar desde La Plata a Brandsen en una hora, conectando media docena de localidades, no está nada mal. Y en cuanto al tránsito vehicular, bajar las barreras un par de veces por día, en el Centenario y algunas avenidas importantes, no implicaría un perjuicio drástico para los automovilistas”. Como obra de fuste, deberá resolverse el cruce de la autovía 2.

“Estamos ante un servicio que puede beneficiar a doscientos mil residentes en la Región, que además le abre a La Plata una salida hacia el interior bonaerense y aporta soluciones al problema del traslado turístico hacia la Costa Atlántica”, considera Néstor Gutiérrez, presidente del Club Romerense: “además, permite conexiones con Olavarría y Bahía Blanca a través de Las Flores, y alivianaría el impacto de la inminente entrada de 400 mil contenedores al año a la nueva terminal portuaria”.


UNA HISTORIA DE 130 AÑOS

El primer día de julio de 1883, el gobernador bonaerense Dardo Rocha tocó la campana de salida del primer tren que recorrió un ramal estratégico para la Región: el que une nuestra ciudad con Brandsen. El fundador de La Plata inauguró un empalme que le permitió a los vecinos llegar en tren, sin pasar por la capital federal, a Ferrari -hoy Coronel Brandsen-, Chascomús y Tandil.

Décadas después, a esa lista de ciudades se sumaron Mar del Plata y Bahía Blanca. En junio de 1978, el gobierno de la última dictadura dispuso el cierre. En la actualidad, los rieles permanecen pero carecen de mantenimiento, y en algunos tramos puntuales particulares y empresas se “adueñaron” de los terrenos fiscales aledaños a las vías.

 El Día 
26-08-13

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!