Los misterios de Trelew

FERROCARRILES DEL SUD -- INFORME



Después de haber andado varias horas y días por las costas de Río Negro, atravesamos el límite y llegamos hasta Chubut. Allí nuestro primer destino fue Trelew donde descubrimos la historia galesa y los secretos del río Chubut.



Dejábamos atrás una de las playas más bonitas y cautivantes que hubiera visto en el camino: Playas Doradas. Con esas postales y un poco de su mar todavía en el alma nos dirigimos hacia el valle inferior del río Chubut para conocer Trelew, una ciudad surgida al son del ferrocarril en 1886, donde fue la lengua galesa de los primeros habitantes de esta ciudad- la que le dio el nombre. En galés Trelew significa Pueblo de Luis, un homenaje a Lewis Jones.

Todavía estaba la tarde en el cielo cuando arribamos a la ciudad. A la entrada, la laguna Cacique Chiquichano recibe a todos los viajeros. Extensa, tranquila, habitada por varias colonias de patos y garzas, es un pulmón verde y de esparcimiento ideal para pasar una tarde.

Mientras el sol bajaba decidimos comenzar una recorrida por la ciudad, que nos sorprendió con secretos como el Hotel Tourning, el más antiguo dela ciudad, donde todavía puede ser atendido por Josefa (“Pepa”, para los amigos), una andaluza de 90 años que cuenta historias y secretos de la antigua ciudad. Fundado en 1918, ha hospedado a grandes famosos como Saint Exupéry o Juan Manuel Fangio y cuenta la leyenda que, mientras huía de la ley, se hospedó allí Butch Cassidy.


UNA MANERA DE VER EL PASADO

Quienes lleguen a Trelew no pueden dejar de conocer el Museo Paleontológico Egidio Feruglio MEF), que ya es una referencia internacional en Paleontología y ha sido caracterizado como uno de los sitios científicos más importantes del país.

Ingresar allí es transportarse hacia el pasado, miles y miles de años detrás de uno, imaginando cómo fueron los ciclos de la evolución humana, escuchando sonidos característicos y leyendo información sobre los primeros dinosaurios del mundo.

Como sorpresas podrá encontrar allí animales de cuya existencia se conoció muy poco y, además, se encuentran los restos de lo que hasta hoy se considera uno de los dinosaurios más grandes del mundo, que ha sido bautizado con el nombre de Argentosaurus, de más de 100 toneladas, debido a que los restos fueron hallados en esta zona.

Frente al MEF se erige lo que fue el primer destacamento del ferrocarril, hoy convertido en museo con importantes recuerdos de la época. El Museo de Artes Visuales es también una opción atractiva para conocer secretos de Trelew.


GALESES EN TIERRAS DE TRELEW

Habitada por galeses desde los comienzos, han sido éstos los que le dieron una impronta cultural muy fuerte a la ciudad, convirtiéndola en una importante mezcla de culturas. Huellas como el té, el Eisteddfod y las capillas galesas son parte de la ciudad.

En ella se encuentra una de las más importantes: la Capilla Moriah, única con cementerio, que alberga entre sus secretos los restos de personalidades muy importantes de la ciudad. Muchos dicen que la llegada de los galeses a estas tierras tiene una amplia relación con la existencia de tantas capillas dado que fue la necesidad de estos pueblos celtas de mantener su cultura, la que los llevó a buscar nuevos horizontes.

A tan sólo 17 kilómetros de Trelew se encuentra uno de los íconos de la cultura galesa: Gainman. Un pequeño pueblo que aún guarda en su centro su forma histórica, las fachadas antiguas y restos de un ferrocarril olvidado. Es reconocido en la región por sus casas de té.

Trelew tiene entre sus calles la historia de sus comienzos y los años de su crecimiento. Se mezcla lo moderno con lo antiguo y sus habitantes recuerdan algunos años de tradiciones y costumbres y que esperan a los viajeros todo el año.


POR LA MEMORIA

Cuando terminamos de conocer el horario de cierre al público, no quedaban muchas opciones de llegar a tiempo, pero decidimos ir igual. Consultamos en el mapa, en una estación de servicio y casi sin darnos cuenta la rotonda nos dejó en la puerta de ingreso.

El Centro Cultural para la Memoria estaba allí, delante de nosotros. En su fachada se dibujaba la torre del viejo aeropuerto tal como yo lo había visto muchos años atrás -cuando trabajaba con la Secretaría de Derechos Humanos- en un libro sobre los desaparecidos santafesinos. Apenas lo vi recordé aquellas fotos, aquellos relatos en primera persona que me acercara parte del equipo. El Centro permanece abierto hasta las 18 y se encuentra frente al aeródromo de la ciudad.

EL LITORAL
10-01-2012



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!