EL TREN Y LA PIEDRA

FERROCARRILES DEL SUD -- INFORME ESPECIAL

Los vaivenes del gobierno y de la empresa inglesa para llegar con el ferrocarril hasta esta zona fueron muchos. Dolores y Azul eran las localidades más sureñas y en Tandil se comenzaba a gestar un movimiento de opinión tendiente a lograr que el Ferrocarril Sud extendiera sus ramales hasta la ciudad de la Piedra Movediza.


Correspondió al destacado médico y Juez de Paz Eduardo Fianza, encabezar las gestiones, a las que le puso especial énfasis, de tal suerte que hasta creo un periódico que con el nombre de El Ferro Carril, tenía como objeto luchar por la llegada del progresista medio de locomoción.
El ferrocarril llegaba hasta Ayacucho y restaban 66 km. Para que Tandil lograra su propósito. Finalmente las gestiones dieron sus frutos y autorizada la extensión, comenzaron los trabajos que permitieron que el 19 de agosto de 1883, se inaugurara la prolongación.
El tren cumplió un papel muy importante en la historia de Tandil. Con su llegada provoco una expansión económica casi explosiva y fue fundamental para el desarrollo de muchas actividades, especialmente para la industria de la piedra.

La estación fue un polo de desarrollo y se constituyó en la novedad pueblerina. Cada llegada del ferrocarril era una verdadera fiesta para los vecinos.
Más adelante se construyeron ramales desde la estación central de la ciudad a las canteras más importantes, esto acelero aún más el trasporte de grandes volúmenes de piedra.
Algunos de estos ramales no han sido levantados y hoy en día puede verse por ejemplo el que va a la cantera de Cerro Leones en gran parte cubierto por vegetación.



Fuente: Los picapedreros de Tandil
14-11-2011
MUSEO FERROVIARI DE TANDIL
El Museo Ferroviario de Tandil está ubicado en la Av. Del Valle y Alem. Tandil
Se encuentra abierto Viernes y Sábados de 15 a 18hs.

Es una Asociación Civil sin fines de lucro, creada en septiembre de 1994 con el fin de rescatar y preservar el patrimonio histórico ferroviario de la ciudad de Tandil.

En el podemos encontrar gran cantidad de material ferroviario incluso algunas locomotoras a vapor entre ellas una de las que hacía el trayecto a las canteras. Es una de las locomotoras fabricadas por Naysmith Wilson & Co. en Gran Bretaña en el año 1908, especiales para el servicio a canteras. Numeradas 3401 a 3410, fueron 10 unidades (clase 8B) que estuvieron siempre en servicio en Tandil y Sierras Bayas (Olavarría).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!