´HABRA AUDENCIA PUBLICA PARA ESCUCHAR LA VOZ DE LAS COMUNIDADES AFECTADAS´

ACTUALIDAD -- FERROCARRILES DEL SUD

Viedma.- Uno de los proyectos mineros más importantes en marcha en el país es el que está llevando adelante la multinacional Vale para la extracción y procesamiento de cloruro de potasio, en un yacimiento cuya bocamina está a 200 kilómetros de Malargue, en Mendoza, en una zona que es parte de la cuenca del río Colorado. La inversión total será de 5 mil millones de dólares para producir 2,4 millones de toneladas de potasio por año para exportar a Brasil. La problemática ambiental en parte fue solucionada cuando las provincias que integran el COIRCO (Comité Interjurisdiccional de la Cuenca del río Colorado) pusieron condicionamientos para que el residuo de la sal no afectara el sistema hídrico del río Colorado. Pero el proyecto prevé la construcción de un nuevo tramo de ferrocarril de aproximadamente 360 Km. Que cruzará Neuquén y Río Negro y que permitirá sacar el potasio por Bahía Blanca, Neuquén ya autorizó esa vía y Río Negro se encuentra en ese trámite. Por eso la agencia APP entrevistó al titular del CODEMA, Oscar Echeverría, quien adelantó que se están tomando los recaudos para evitar un impacto negativo de la obra, dar condiciones de seguridad al transporte del potasio y hacer partícipe a la comunidad a través de una audiencia pública.

-¿Qué previsiones está tomando el gobierno de la provincia sobre el denominado ferrocarril de potasio, que transportará material desde la bocamina en Malargüe, Mendoza, pasará por Neuquén y luego por Río Negro hasta Bahía Blanca?
-La extracción del potasio se hace en Mendoza pero es parte de la cuenca del río Colorado. La autorización en este sentido quedó resuelta en su momento cuando el COIRCO (Comité Interjurisdiccional de la Cuenca del río Colorado) y las provincias participantes definimos que la industrialización, que comprende un material que tiene más de un 50% de residuo que es sal pura, esté a suficiente distancia y desvinculado hídricamente de la cuenca. Este trabajo llevó un montón de tiempo; se hicieron los trabajos de aprobación en Mendoza que comprendieron los estudios de impacto ambiental, con audiencias públicas y la participación de las universidades. La aprobación significó también establecer una importante suma anual de dinero en el marco de compensaciones ambientales. A partir de eso a las provincias de Neuquén y Río Negro nos recorrerá una vía para transportar el potasio. En nuestra provincia son unos 174 kilómetros que ingresan en la parte sur de Catriel, unos 30 kilómetros antes de la ciudad, y desembocan ahora, por un cambio que acordamos con la empresa en un lugar que se llama Otto Krause entre Chichinales y Villa Regina.



-¿Es decir que las previsiones apuntaron por un lado a evitar que el residuo de la sal ingrese a las aguas del río Colorado y por el otro lado que sea seguro el transporte del potasio por ferrocarril el atravesar nuestro territorio?
-Sí. El tema de la sal detuvo el proyecto mucho tiempo y quedó resuelto con una desvinculación hídrica absoluta; con una estancia donde se traslada ahora el residuo y se deja en ese lugar. Eso garantiza, de acuerdo a lo que dicen los técnicos, la no afectación hídrica del río Colorado. El depósito de la sal se estableció a unos 60 kilómetros del río aproximadamente; un lugar de sacrificio con muy bajo índice de lluvia. El otro tema es el tren, que en principio le deja a Río Negro recursos de trabajo durante los 3 años de construcción, unos 230 puestos de empleo. Pero después va a significar un tránsito de 1,8 trenes diarios por nuestra región y pasa por dos lugares importantes, uno cruza la ruta 151, la ruta 6 e ingresa a Chichinales, y cruza la ruta 22 a la altura de Chichinales, de Choele Choel y de Río Colorado. Son puntos críticos donde hay que evaluar cómo cruza el tren, cómo funciona el tren y, aparte, cómo se construye, de manera que la infraestructura (terraplenes, etc.), no modifique por ejemplo el funcionamiento hídrico de todo ese sistema. Hay posibles conflictos ambientales que hay que ir resolviendo con la empresa. Se van a utilizar 9 millones de metros cúbicos en la construcción del terraplén de la vía, una parte se trae de afuera, el balastro, y otra de la región. Por eso la empresa tiene que garantizar el menor impacto posible y compensar, a través de un aporte dinerario que se está discutiendo, este impacto ambiental. Se está hablando en este sentido de un monto de dinero para la construcción del hospital materno-infantil en General Roca.


-¿En principio entonces habría un resguardo sobre el tren del potasio para evitar posibles contaminaciones y lo mismo en cuanto a la alteración del paisaje?
-Nosotros tenemos que hacer una audiencia pública. No hemos aprobado todavía el tren, porque hay aspectos que hay que discutir con la empresa y escuchar a las comunidades afectadas en la audiencia. A partir de ahí dictaremos las resoluciones ambientales garantizando, no que no va a haber impacto, sino las disminuciones de los impactos que se van a producir por una obra de esta magnitud.

-¿Qué plazos manejan?
-Estamos muy cerca de firmar un acuerdo de compensaciones ambientales con la empresa y a partir de ahí haremos la audiencia pública para escuchar a la comunidad. No como un hecho solamente formal sino para escucharla en serio. Entendemos que están dadas las condiciones para que sea aprobado.

-¿Qué rol juegan los municipios involucrados en el trayecto del tren?
-Un rol muy importante. Nosotros y la empresa hemos tenido comunicación con ellos porque por supuesto van a ser afectadas sus vidas. Choele Choel porque van a pasar 1,8 trenes por día, al igual que Río Colorado y Chichinales. Estamos hablando con la empresa para que los cruces sean elevados y no perjudiquen el normal tránsito de la ruta 22. Pero todavía no está resuelto en el proyecto. La idea es trabajar todos juntos en búsqueda de la mejor solución. Hay que marcar también que la vía significa trabajo, porque va a arrancar de Chichinales hacia Catriel, entonces ahí se va a instalar el primer campamento. Esto implica recursos, trabajo, cosas que van a mejorar la vida de los habitantes del lugar. Nosotros insistimos muchísimo en el ‘compre rionegrino’, que las cosas que se compren, los insumos, las provisiones, así como la mano de obra, sean del lugar. Nosotros estaremos muy atentos a esto. (APP)

(APP Noticias - 12/09/2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!