FCS

FCS

QUÉ LE PUEDE DEJAR A BAHÍA EL TREN HASTA LOS YACIMIENTOS DE VACA MUERTA?

actualidad
En Neuquén, funcionarios del ministerio de Transporte anunciaron que en diciembre será licitado el ramal y que las obras empezarán a mediados de 2019. Los trenes comenzarán a correr en 2023.
Adrián Luciani / aluciani@lanueva.com
Importantes cambios, y no sólo en el plano económico, seguramente llegarán a Bahía Blanca a bordo del futuro tren Norpatagónico.
En la Casa de Gobierno de la provincia de Neuquén, fue presentado oficialmente el proyecto que unirá por vía férrea a Bahía Blanca con los pozos petroleros y gasíferos de Vaca Muerta.
Las obras serán licitadas en diciembre próximo y, según funcionarios del ministerio de Transporte de la Nación, comenzarán a mediados del año próximo.
Se prevé que los primeros trenes empiecen a correr en 2023.
Para Bahía Blanca el proyecto supondrá no sólo una nueva fuente laboral para los 10 mil trabajadores que requerirá el proyecto, sino también la concreción de una nueva vía de transporte que no sólo permitirá el tráfico de las arenas especiales y equipos demandados por Vaca Muerta, sino también la llegada, a menor costo, de la producción frutícola del Alto Valle y de los minerales neuquinos.
También podrá suponer una nueva oportunidad para los talleres ferroviarios de Coronel Maldonado, cerrados a mediados de marzo pasado.
Otro de los cambios inmediatos que generará el tren petrolero seguramente se verá en los muelles locales y en una menor presencia de camiones en las rutas que se dirigen a la cordillera.
El nuevo ramal, asentado sobre lo que fuera el sueño del Trasandino del Sur de Domingo Pronsato, ahora pone sobre el tapete la posibilidad de volver a creer que ese proyecto es posible.
Se recuperarán 700 de los 1.300 kilómetros que son necesarios para unir el océano Atlántico con el Pacífico y no es de extrañar que los gobiernos de Bahía Blanca y Talcahuano vuelvan a pensar en el tema.
El yacimiento de Vaca Muerta y su nuevo tren, abre además posibilidades para la industria metal mecánica y la industria minera referida a los minerales no metalíferos que funcionan en nuestra provincia.
Incluso la reducción de costos de logística que representa el uso del ferrocarril impactará también en las mineras de Olavarría, Azul, Tandil, Mar del Plata y esta región, que se verán beneficiadas.
Otra posibilidad derivará de la relativa proximidad entre Añelo y el sur de Mendoza, es decir, el potasio de Malargüe.
Algunos interesados en la licitación del ramal, por caso Pampa Energía, no ocultaron su optimismo por la chance de sumar el potasio en los trenes que regresen al puerto de Ingeniero White.
Cambios urbanísticos
Pero al margen de las cuestiones económicas, el proyecto derivará también en profundas modificaciones urbanas para Bahía Blanca.
La más concreta será la recuperación de la vía a Neuquén, es decir, la que corta la avenida Colón a la altura de la Lanera San Blas.
Ese ramal, desafectado hace ya muchos años, corre paralelo a barrios como Villa Caracol, Villa Delfina y Loma Paraguaya.
Su recuperación seguramente demandará la construcción o mejoramiento de varios pasos a nivel que existen en la zona sur de la ciudad.
Entre las derivaciones de la recuperación de esta vía figura la eliminación de la vía Bahía Blanca – Noroeste, que corre entre el eje Chile – Sixto Laspiur y Brickman – Malvinas.
Hoy ese cinturón de hierro sigue encorsetando a la ciudad, aislando a numerosos barrios periféricos con el macrocentro.
Si el ramal Bahía Blanca -Noroeste deja de estar operativo, ese vacío urbano deberá dar paso a avenidas y, ¿por qué no? a la instrumentación de trenes urbanos.
También habrá lugar para emprendimientos inmobiliarios, comunitarios y deportivos, por mencionar sólo algunas de las ideas que se barajan.
El acto en Neuquén
Del acto tomaron parte los gobernadores de Neuquén y Río Negro, Omar Gutiérrez y Alberto Weretilneck, respectivamente, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y el intendente municipal de Bahía Blanca, Héctor Gay, entre otros funcionarios.
En la exposición se dijo que el Tren Norpatagónico permitirá multiplicar por seis la cantidad de cargas transportadas en tren a Vaca Muerta, pasando de 700.000 toneladas anuales a 4,1 millones en 2030.
Con esta obra se reducirán en un 50% los costos de transporte y además aumentará la velocidad de las formaciones, que hoy en algunos tramos llegan a circular a 12 km/h, para alcanzar hasta 90 km/h.
Gay expresó que esta obra es relevante para la región.
“Todos los presentes coincidimos en que fue una jornada histórica y en el acto pudo advertirse el interés que despierta esta obra en el sector privado”, puntualizó el jefe comunal.
Para Dietrich con este proyecto habrá miles de obreros de la construcción ocupados, canteras reactivándose y generando miles de toneladas de balasto (especie de grava).
“También se potenciará la construcción de durmientes y 10 mil puestos de trabajo con un impacto muy focalizado en los lugares de construcción”.
De acuerdo al cronograma oficial en octubre se darán a conocer los prepliegos de la licitación y en diciembre será la recepción de ofertas.
En medio de un escenario económico en crisis, el precio del petróleo y las necesidades de Vaca Muerta son dos argumentos de peso para que la obra se concrete y que aparezcan interesados en su construcción y explotación.
Hasta ahora marchan en punta Ferrosur y Ferroexpreso Pampeano.
 La Nueva.com
02/07/2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!