Accidente ferroviario que pudo ser peor

ACTUALIDAD

Un tren de carga, tirado por la locomotora Nº 6590 de la empresa Ferro Expreso Pampeano, al mando del maquinista Daniel Jorge Bidegain, de 52 años, residente en General Villegas 386 de Lincoln, embistió a una camioneta Chevrolet D-20, al mando de Héctor Luis Poujol, de 39 años, residente en la planta urbana de Iriarte, localidad del distrito de General Pinto.
Lo acompañaba Martín Arrieta, de 39 años, también afincado en Iriarte, quienes ingresaban en la pick-up a la planta urbana pintense, por el acceso “Guerino Angel Volpe”, y no advirtieron que por las vías avanzaba la formación con treinta y tres vagones cargados con cereal, provenientes de la planta que “Cargill” posee en Lincoln y que iban hacia otra planta de la empresa, ubicada en Coronel Granada.
El impacto se produjo en la parte lateral derecha, sobre la caja de carga y parte de la cabina de la Chevrolet, que el tren arrastró unos veinte metros, despidiéndola hacia un costado, prosiguiendo la formación otros ochenta metros, hasta que Bidegain logró frenarla.
Como consecuencia del impacto, ambos ocupantes del rodado salieron por fortuna ilesos, sufriendo el vehículo siniestrado destrucción parcial.
Personal de la Policía Científica realizó las pericias planimétricas y de alcoholemia para ambos conductores, habiéndose dado intervención en la causa, caratulada “accidente ferroviario”, al Juzgado Federal de Junín, a cargo del Dr. Héctor Pedro Plou.


DIARIO DEMOCRACIA

24-06-14


2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. borre el anterior por error de tipeado, el unico culpable es el chofer de la camioneta, su OBLIGACION es detener la marcha en cualquier P.A.N. por precaucion.
    es de ESTUPIDOS quere reprocharle algo al maquinista, ya se sabe lo que demora un tren en detener su marcha por completo

    ResponderEliminar

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!