El inglés que tomó todos los colectivos porteños, ahora experimenta con los trenes

  FERROCARRILES DEL SUD -- INFORME   


Busca trazar una radiografía similar a la que hizo con Buenos Aires en el libro Colectivaizeishon, pero esta vez de la Argentina, con sus impresiones sobre rieles; de qué se trata el nuevo proyecto.

Daniel Tunnard es un viajero incansable y posiblemente, cuando concrete su segundo proyecto, no estará lejos de convertirse también en el "rey inglés del transporte público" de la Argentina.

Está emocionado y satisfecho. Ver materializado Colectivaizeishon, el libro en el que cuenta el "viaje épico" que emprendió el año pasado por Buenos Aires, a bordo de 140 colectivos durante siete meses, lo mantiene feliz, y lo incentiva también a redoblar la apuesta. En realidad, según reconoce a LA NACION, lo anima a retomar su idea original: la de recorrer en tren distintas ciudades del país y compilar esa experiencia sobre rieles en un nuevo escrito.

"No quería quedar encasillado como el tipo que escribe acerca de transporte público ni como el loco inglés que tomó todos los bondis, así que empecé a escribir cuatro novelas diferentes, pero ninguna me convenció. Un día miré el mapa de la red ferroviaria y me dieron muchas ganas de hacer esos viajes. Hay como cincuenta recorridos muy variados entre sí", dice entusiasmado a este medio, aún desconcertado por el impacto (impensado) que tuvo su primera iniciativa por las calles de la ciudad, publicada recientemente.

"Estoy recibiendo muchos comentarios, muy halagadores, sobre los capítulos. Jerry Seinfeld suele explicar que hay tres etapas en el desarrollo de un escritor de comedia: hacer que tus amigos se rían, hacer que los extraños se rían, y hacer que tu padre se ría. Creo haber alcanzado esa segunda etapa", señala con picardía.

Fiel a su estilo y a su costado actoral (además de viajero es escritor de comedias y hace stand up), este inglés "aporteñado" reflexiona acerca del desafío asumido. Mientras avanza la charla, no puede evitar intercalar anécdotas o arrojar algún chiste relacionado con sus "descubrimientos y sorpresas" recogidas durante los recorridos. Seguramente, muchos de ellos invitarán a más de uno -finalizada la entrevista- a "subirse", aunque más no sea mediante su relato impreso, a alguno de los trenes que integran este nuevo reto.

- ¿Cómo surgió esta iniciativa con los trenes? ¿Qué servicios tenés previsto abarcar?
Originalmente había querido tomar todos los trenes del país, no los colectivos, pero me parecía que no había suficientes servicios como para llenar un libro. Después, cuando terminé Colectivaizeishon no quería quedar encasillado como "ese tipo que escribe sobre transporte público", y empecé cuatro diferentes proyectos de novela. Ninguno me convenció. Un día me fijé en el mapa de la red ferroviaria argentina y me dieron ganas de hacer esos viajes. Todavía hay servicios de larga distancia a Córdoba, Tucumán, Bahía Blanca, la costa, Bariloche, además de los trenes turísticos. Y combinando esos trenes con los suburbanos bonaerenses y el subte porteño -o cualquier cosa que vaya sobre rieles en la Argentina- hay algo así como cincuenta recorridos muy variados.




-¿Cuáles fueron los primeros pasos que diste y las impresiones que te llevaste?
Empecé en abril, yendo a La Plata para hacer un stand up a beneficio de los damnificados de la inundación (seré inglés, pero soy buen tipo, viste). Fui a Rosario para escribir sobre el concurso de Miss World Argentina. El tren tarda entre 7 y 9 horas, pero la gente que lo toma es buenísima. Había tipos tocando guitarra, cantando temas de Pappo, cebando mate, charlando, jugando a la Generala. Realmente fue más interesante que el viaje. Solamente hay que armarse de mucha paciencia, y suficiente yerba, claro. También tomé todos los trenes del Belgrano Sur y la Roca, que son viajes realmente impactantes.

- ¿Qué metodología aplicás y en qué tiempo proyectás poder completar los recorridos?
Con Colectivaizeishon me había puesto esta meta ridícula de tomar las 140 líneas de colectivo de Capital en seis meses. Al final tardé siete pero aún así sentí que era apurado y hasta estresante tener que levantarme un domingo de pleno verano para pasar traspirando doce horas. Con los trenes voy a tomarme todo el tiempo que sea necesario. Como cualquier usuario sabrá, con el tren es imposible apurarse. Los ramales se cancelan, rompen, demoran... es un proyecto que implica una gran dosis de estoicismo. Idealmente, me gustaría terminarlo en julio de 2014, con una victoria argentina en el Mundial de Brasil (una victoria inglesa me gustaría también, pero seamos realistas: si llega a los cuartos de final será un milagro) y que esta pretensión mía sirva de inspiración y motivación para la Selección Argentina.

- ¿Qué esperás encontrar una vez que cubras todos los tramos? ¿Una Buenos Aires distinta? ¿Un país desconocido?
Buenos Aires siempre está cambiando, y no para peor. Y va cambiando mi percepción del país y su gente, siempre para mejor (tampoco fue mala jamás). Empecé a escribir en castellano para los argentinos (en lugar de escribir en inglés para los angloparlantes) porque quería comprometerme más con mi país adoptivo, en lugar de estar mirando para el norte. Creo que la idea de tomar todos los trenes representa una gran forma de acercarme más a los argentinos.

- En este caso, ¿Cómo se va a materializar la experiencia? ¿Un nuevo libro? ¿Un documental? ¿O no tenés pensado aún?
Ya estoy escribiendo el libro. El título provisorio en inglés es A Survey of Railway Velocities in the Argentine Dust Cloud (Una investigación de velocidades ferroviarias en la nube de polvo argentina) que es una parodia del título de la tesis de astrofísica de Brian May, pero no creo que la editorial lo acepte como título final.

- Siempre se habla del "romanticismo" que rodea al hecho de viajar en tren. ¿Coincidís con esa postura? ¿Qué diferencias principales advertís entre este medio de transporte y el colectivo?
Totalmente. Un viaje de larga distancia en tren no se compara. No hay ningún mejor modo de viajar, no importa que el tren sea rotoso ni que salte en los rieles cual liebre alegre.

 La Nación
  09-09-13

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!