El viaje 190 del tren hospital Alma ahora recorre Anta

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD


El equipo, que ya estuvo en General Pizarro, destacó los cuadros bronquiales.


El viaje 190 del tren hospital Alma ahora recorre Anta.

“Uno vienen a dar lo que uno sabe, lo que uno estudió y se lleva el amor y el cariño; eso no se estudia y no se compra en ningún lado”, expresó Osvaldo Bussi, técnico radiólogo voluntario, de 70 años y coordinador del grupo de profesionales que viajó a Salta en el tren hospital Alma.

Desde el 14 y hasta el 19 estuvieron en la localidad de General Pizarro atendiendo a los niños de 8 a 13 y de 15 a 20. Esta semana, hasta el 23 de agosto estarán en Coronel Mollinedo, también localidad de Anta.

El equipo de once profesionales, entre ellos tres pediatras, tres odontólogos, una enfermera, una trabajadora social, un técnico radiólogo y un bioquímico son los que integran el equipo de salud más un maquinista, un electricista, una camarera y una cocinera que son parte del personal estable del tren.

Esta experiencia de viajar como voluntario no es nueva para Osvaldo, que es la tercera vez que llega a las localidades del norte provincial para asistir a los niños y adolescentes de 0 a 18 años con el apoyo de la fundación Alma.

“Nosotros atendemos todo el día, inclusive sábados, domingos y feriados. La idea es atender la mayor cantidad de chicos que se pueda porque para eso venimos”, explicó Osvaldo, quien él como el resto del equipo de trabajo son todos voluntarios.

En la localidad de General Pizarro, el coordinador del equipo mencionó que lo que se observó mucho fue la presencia de cuadros bronquiales propios de la época y de las variaciones de la temperatura.

El presidente de la Fundación Alma, Oscar Algranti, en comunicación con El Tribuno mencionó: “Generalmente no hay patologías específicas que predominen en la provincia, pero los grandes temas siguen siendo la potabilidad del agua, conservar la cadena de frío en alimentos y la mala nutrición que no se refiere directamente a la desnutrición”.

El tren hospital asiste a todos los niños en un trayecto sanitario que inicia con la trabajadora social, para luego pasar a enfermería, continúan hacia los consultorios de pediatría y odontología. Si es necesario se les realiza algún análisis o placa radiográfica.

Este hospital móvil, de mediana complejidad, lleva la medicación necesaria para asistir a los chicos para que inicien el tratamiento y lo continúen luego de que ellos ya no estén en los pueblos. Algranti contó que el tren hospital inició los viajes en 1980 con tres vagones que les concedió el ferrocarril del estado para llegar a las localidades del interior del país. Los tres vagones que fueron condicionados se enganchan a los cargueros del Belgrano Cargas y llegan al norte del país. Entre los lugares que pueden visitar por las posibilidades y limitaciones del ramal del Belgrano Cargas son el norte de Santa Fe, Chaco, Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca. Se espera que el tren hospital regrese a Salta el próximo año.


Voluntarios comprometidos

El equipo de salud está integrado por voluntarios que rondan los 30 años. Se inscriben en Fundación Alma a través de un correo electrónico o por teléfono y luego mandan sus curriculum para que, cuando haya un viaje, la fundación da aviso a los voluntarios.

Para esta travesía el equipo tiene previstas algunas metas y actividades referidas a la atención sanitaria. Una de ellas es haber logrado que más de 50 niños de las comunidades wichis de la localidad de Luis Burela los visitaran el sábado pasado. En General Pizzaro se ofrecieron charlas preventivas y se dejaron medicamentos para adultos en las salitas.
 El Tribuno 
 21-08-13

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!