Unas 140 personas eligieron el tren para llegar a Tandil durante el fin de semana

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD VERANO 2013 --


Durante las vacaciones de verano, el tren de pasajeros que une Tandil con Plaza Constitución –restituido por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires hace algunos meses- se convirtió en una interesante alternativa para los viajeros que eligen la ciudad como destino para pasar unas vacaciones o simplemente a visitar familiares.



En uno de sus recientes arribos, la formación, integrada por un vagón pulman y dos de primera clase, transportó a unos 140 pasajeros desde Capital Federal y de las distintas localidades incluidas en el ramal, entre ellas Cañuelas, Las Flores y Rauch.

En cada una de las paradas ascendieron y descendieron pasajeros, aunque la mayoría completó la totalidad del recorrido hasta la Estación local.

Desde la empresa Ferrobaires se mostraron conformes con la demanda, destacaron que en el medio de transporte se mantuvo buena cantidad de pasajeros durante enero y anticiparon que ya perciben una leve merma para el mes entrante, que coincide con la lectura que realizan desde los principales centros turísticos.

A su vez, aseguraron que el primer mes del año fue “fuerte” y que los asientos disponibles estuvieron “casi completos” en cada uno de los viajes que realizó el tren.


“Buen servicio”

A las 20.15 del viernes, el tren hizo su ingreso a la Estación tandilense. En los andenes, en tanto, esperaban algunos familiares y amigos para dar una cálida bienvenida a los pasajeros.

Desde el corredor, Facundo y Sofía son dos jóvenes tandilenses que estudian en Capital Federal y que el viernes protagonizaron su primera experiencia en tren.

Mientras una mujer les pedía que posaran junto a uno de los vagones para dejar retratado aquel momento, destacaron ante este Diario las virtudes del viaje. “Si bien tarda más que un colectivo, como es muy cómodo creo que se toleran esas dos horas de diferencia”, indicaron.

A su vez, resaltaron la “buena atención” del personal a bordo, y dijeron que “salió a horario y llegó a horario”.

“Nos pareció bueno el servicio y es más espacioso que el colectivo. Así que posiblemente lo volvamos a usar. Esperemos que se conserve en buen estado”, cerraron.


Conformidad

Al igual que los estudiantes, una mujer que llegó a Tandil para pasar unos días de descanso y a visitar a su hija, evaluó que “es un viaje un poco largo comparado con el micro, se hacen largas las siete horas”.

Igualmente resaltó que la formación “llegó unos minutos antes” de lo previsto, y se mostró “muy conforme” con la experiencia.

Desde el vagón del pullman, consideró que los asientos resultaron “comodísimos”, lo cual también hicieron “más ameno y llevadero” el largo camino.

El personal fue “muy amable y atento. No tengo ninguna queja salvo sobre el estado del baño, que no está en las mejores condiciones”.

Marina contó que el viernes fue “la primera vez que vengo en tren. Vine infinidad de veces en micro o en auto, pero por una recomendación de un médico, opté por esta alternativa. Y la verdad es que está muy bien. Si tardara 50 minutos menos, sería ideal”.

“En comparación con el micro es más cómodo y más seguro”, concluyó.

Con una importante cantidad de equipaje, un grupo familiar intentaba comunicarse telefónicamente con un allegado que les brindó alojamiento en la ciudad.

Provenientes de Buenos Aires, contaron que llegaron a Tandil para visitar a un familiar y para pasar unos días de vacaciones en familia.


El Eco
28/01/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!