El hogar de La Trochita

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD

 
La estepa patagónica cruzada por ondulaciones precordilleranas y el magnífico río Chubut son el engarce perfecto de un pueblo de 6.500 habitantes que ha hecho del trencito su preciada gema.



El Maitén debe su nombre al árbol que abunda a orillas del río Chubut. Es una localidad de aproximadamente 6.500 habitantes ubicada en el noroeste chubutense (a solo 60 kilómetros de El Bolsón) y es una de las puertas de entrada para aquellos turistas que llegan con el afán de visitar la Comarca Andina del Paralelo 42°.

Un pueblo que se originó a partir de la llegada de las vías férreas, por lo que aún conserva gran parte de su historia ferroviaria, como son las casas hechas de durmientes ubicadas a lo largo del ramal.

Inmerso en el agreste paisaje y formando ya parte indisoluble de la estepa patagónica, la legendaria Trochita –emergiendo de sus propias volutas de humo como a través de la bruma del tiempo– continúa su viaje aún cuando ya no puede comunicar a las dispersas poblaciones de la árida precordillera.

Como tantas de nuestras maravillas, este pequeño y antiguo trencito de vapor (único en el mundo) es mucho más conocido en el ámbito internacional que en nuestro propio país. Es por ello que viajeros, expertos y equipos de filmación de todo el mundo llegan permanentemente hasta aquí para conocerlo y proponer a la Unesco que sea declarado monumento de la humanidad.

Este servicio de transporte entre Ingeniero Jacobacci y Esquel, cuyas obras comenzaron en 1922, fue inaugurado oficialmente el 25 de mayo de 1945, llegando a El Maitén en 1942. Las vías de escasos 75 centímetros. entre rieles (de allí su apodo), recorren unos 400 kilómetros. Trayecto que cuenta con más de 600 curvas, algunos puentes y un antiguo túnel en la montaña.

En condiciones óptimas tardaba unas 15 horas en concretar el recorrido, que llegaba a 20 horas de mediar inconvenientes, pero también era parte de la aventura viajar en este auténtico museo ambulante y, sus pasajeros –en el ambiente familiar que surgía espontáneamente en los pequeños vagones–, así lo entendían.

Este viaje a través del tiempo, con reminiscencias del lejano oeste, en el marco de un paisaje agreste se continúa realizando desde El Maitén, ya con fines exclusivamente turísticos. Justamente la temporada de excursiones se reanudará en noviembre próximo.

Encierra la epopeya colonizadora y el placer de encender uno mismo la salamandra a leña de cada vagón.

En El Maitén también funciona un Museo Ferroviario, adyacente a la estación, que permite el conocimiento vivo de los talleres donde se moldean artesanalmente las piezas de las locomotoras y vagones.

Esta localidad, puerta oeste del Chubut, celebra en febrero la tradicional Fiesta Nacional del Tren a Vapor, donde los visitantes realizan el clásico recorrido en La Trochita, que pasa por el casco de la estancia de los Benetton, a la vera de río Chubut.

Como cabecera del Viejo Expreso Patagónico y al abrigo del valle del mismo nombre, la localidad chubutense de El Maitén suma el bello paisaje cordillerano, con los matices que lo destacan.

Rio Negro On Line 
 30/10/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!