Los trabajadores del Roca exigen seguridad en las estaciones

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD

Denuncian ataques frecuentes y robos a pasajeros. El reclamo se acentuó después de que un empleado de UGOFE fuera apuñalado cuando intentaba bajar a dos personas de una formación.


El reclamo ya existía y se repetía a lo largo de las estaciones del ex ferrocarril Roca, la línea que conecta desde Constitución hasta Haedo, Cañuelas, Alejandro Korn y La Plata. Pero el ataque a un empleado de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE) acentúo las demandas de seguridad de los trabajadores. "Los ataques son frecuentes y hay mucho robo a pasajeros. La policía no interviene", denunciaron los delegados en una recorrida de lomasdezamora.clarin.com por las estaciones que atraviesan el corazón de zona Sur.

Sebastián Benítez es "brigadista de control". Acompaña a los guardas para prevenir y dar aviso a la policía en caso que suceda una situación irregular. En la madrugada del martes, mientras cumplía sus funciones de vigilancia en la estación Temperley, fue apuñalado cuando intentaba bajar a dos personas de una formación. Los trabajadores manifestaron que no se trató de un hecho aislado. "Hace una semana agredieron a dos compañeros en la estación de Longchamps por exigir el boleto a un pasajero", comentó José Luis Samaritano, delegado de la Unión Ferroviaria.

La escasa intervención de efectivos policiales en situaciones problemáticas es otra de las quejas principales. "Están en las estaciones pero no cumplen su función. Se quedan recluidos en un cuartito y no salen de ahí. No recorren los andenes ni vigilan", describió Hernán Lausina, guarda de la línea del ferrocarril.

A lo largo del viaje, los problemas de seguridad no sólo fueron relatados por los trabajadores del tren sino también por los usuarios. "Una de las estaciones más complicadas es la de Temperley, ahí las vías se bifurcan y se junta mucha gente. Los ladrones aprovechan para manotear un celular o una billetera o arrancarte la cartera desde la ventanilla", contó María Elena, vecina de Guernica que prefirió no dar su apellido. Palabras similares fueron las de Federico Villalein, quien se toma todos los días el ferrocarril desde la estación Temperley hasta la terminal de Constitución. "La inseguridad siempre está. Acá como en todos lados. La situación empeora a la noche. No fui víctima de asaltos pero sí vi robos a otros pasajeros. Hace unos meses fui testigo de cómo le arrancaban una cadenita de oro a una chica", recordó.

En relación a las denuncias de los trabajadores, desde la UGOFE -a cargo de la ex línea Roca desde 2007- se expresaron sólo a través de un comunicado donde indicaron: "Hay contratados 294 servicios diarios adicionales de Policía Federal y otros 203 de la Bonaerense para hacerse cargo de la seguridad de los usuarios". En el documento, además, aclararon que desde los inicios de la gestión se contrataron empresas privadas para proveer protección y sumaron "856 empleados hace un año, a efectos de dedicarlos al resguardo los bienes del ferrocarril y a la colaboración con las fuerzas de seguridad".

Los empleados disienten: "Entendemos que los policías lleguen cansados después de un día de trabajo pero al no intervenir nos obligan a interceder. No estamos preparados", lamentó Lausina. Y el delegado Samaritano agregó: "Estamos expuestos y no sabemos qué puede pasar".

Clarín.com 
 26/09/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!