Viejo Expreso Patagónico: un tren allá lejos

Viejo Expreso Patagónico: un tren allá lejos
Serpenteando entre cerros, cruzando puentes sobre rápidos, penetrando la montaña, superando bloqueos de nieve, devorando kilómetros con su paso de hierro y humo, allá lejos en soledad, hace su recorrido, el último tren a vapor de trocha angosta, familiarmente denominado por todos ”La Trochita” .
Este tren prestó un servicio de incalculable valor llevando personas, fardos de lana y sacas de correspondencia.
Hoy, cubre un servicio turístico entre Esquel y Nahuel Pan y periódicamente el servicio de pasajeros hasta El Maitén, sede de los talleres centrales y cabecera norte del recorrido.
El viejo expreso patagónico es, uno de los pocos ejemplares del mundo, si no el único, que tiene una trocha muy angosta; de tan sólo 75 centímetros. Esta joya mecánica lo atrapará por su autenticidad y lo trasladará por bellos paisajes patagónicos imposibles de olvidar.
Las estaciones de Esquel y El Maitén son las terminales. Lepa es la intermedia y las demás etapas, desde El Maitén a Esquel son Leleque, Mayoco, La Cancha y Nahuel Pan. Estos apeaderos están destinados al ascenso y descenso de pasajeros, especialmente para lugareños. Durante el trayecto es notable la carencia de árboles, sólo pueden verse algunos a las orillas de cursos de agua, en las estaciones y apeaderos. Pero, en cambio, se pueden apreciar gran cantidad de ovejas. Entre Leleque y Nahuel Pan, se encuentran manadas de guanacos, ñandúes y liebres que, sobre las vías o cerca de ellas, parecería que esperan el paso de “La Trochita”, para luego emprender una veloz carrera en una suerte de inocente juego.
La máquina funciona a vapor, por eso durante el recorrido, el tren se detiene necesariamente en todas las estaciones del ramal, ya que necesita cargar agua; la cual agota muy rápidamente. Para formar vapor necesita 30 litros por cada kilómetro recorrido.
La velocidad del tren es de 60 kilómetros; pero lo normal es que transite durante gran parte del viaje entre 30 y 40 km/hora. En algunos tramos; debido a las pronunciadas cuestas, marcha a no más de 5 km/h; a “paso de hombre”. Cuando se detiene para cargar agua; los pasajeros descienden para sacar fotos, filmar o comprar artesanías y productos regionales. Esto es muy típico en Nahuel Pan.
De esta manera, americanos, franceses, ingleses o argentinos mostrarán más tarde sus imágenes, las que parecerán tomadas en un túnel del tiempo.
Casi llegando a Esquel, viniendo desde El Maitén, se puede apreciar una maravillosa vista panorámica de la ciudad. Aquí el tren se encuentra próximo al final de su recorrido. Esta estación conserva aún el estilo original de cuando fue creada. El Viejo Expreso Patagónico, es un tren cargado de historias, único en el mundo; y es por ello que miles de fanáticos de los viajes en trenes, llegan desde todas partes del mundo, para conocerlo y disfrutarlo en todo su recorrido, en todo su trayecto, mezclándose con los cordiales lugareños, los cuales están habituados a su presencia.
TURISMO: Desde Esquel, se realiza el trayecto turístico hasta la colonia Nahuel Pan, en honor al cacique Francisco Nahuel Pan, donde se puede visitar el Museo de Culturas Originarias (TEHUELCHE-MAPUCHE) y La Casa de Artesanas. Este paseo tiene una duración de dos horas y media.
También como un singular atractivo, dos veces al año y en temporada alta, tanto de invierno como verano, se organiza con gente del lugar que se caracteriza para tal fin, un “asalto” emulando a los bandidos del siglo pasado que embestían contra el viejo expreso. Hoy es un atractivo más para aquellos que contratan la excursión… y en medio del recorrido los maquinistas son obligados a detener el tren y dejar subir a los bandidos que interactúan con los pasajeros.
ESQUEL Y EL MAITEN, PROVINCIA DE CHUBUT.
La ciudad de Esquel, a 1.859 kilómetros de Capital Federal y a 02:00 hs de vuelo. Tiene escenarios naturales donde todo es posible. Sus cambiantes entornos van desde la alta montaña a los grandes lagos, como el Futalaufquen y Rivadavia.
En Esquel y la Comarca de los Alerces, cada rincón tiene su paisaje y su atractivo. Muy cerca, Trevelín, es un plácido lugar de descanso. La pesca deportiva, el rafting, el andinismo, el esquí o el trekking son algunas de las actividades más importantes que se pueden realizar en este escenario de montañas, lagos, sinuosos ríos, hermosos bosques y coloridas flores silvestres. El Parque Nacional Los Alerces es uno de los lugares más bellos del mundo.
El Maitén es un hermoso pueblo ubicado al noroeste de Chubut, a dos kilómetros del límite del Paralelo 42. Allí en sus enormes talleres, que son visitados por turistas de todo el mundo, se reparan las locomotoras y se rehacen los vagones del “Viejo Expreso Patagónico”. También duerme sobre caballetes metálicos, la primera máquina a vapor, la Baldwin Número 1 del año 1922.
Mas información:
Estación Esquel: (54+2945) 451403
Estación el Maitén: (54+2945) 495190

17/01/15

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!