Disolverán la sociedad Patagonia Ferrocanal

ACTUALIDAD

La información fue publicada en el Boletín Oficial. La empresa fue constituida en 2004.


A diez años de su creación y sin haber concretado el proyecto para el cual fue creada, la sociedad anónima del Estado, Patagonia Ferrocanal, será disuelta. La empresa constituida en 2004 para impulsar el frustrado y millonario proyecto del Tren Trasandino del Sur, saneó el año pasado la deuda con sus acreedores y en los próximos días definirá el destino de los pocos activos que aún tiene.

Ayer se publicó en el Boletín Oficial el edicto que informa su disolución, resuelta por los accionistas -Zona Franca Zapala y el gobierno provincial- en asamblea extraordinaria el 30 de diciembre de 2013.

En el texto se indicó, además, la designación de Martín Irigoyen, presidente de la minera provincial Cormine SE, como liquidador de la sociedad. "No es una decisión política sobre el proyecto del tren, simplemente es un ordenamiento sobre la herramienta que se había creado para llevarlo a cabo", aclaró el funcionario.

Patagonia Ferrocanal SA había sido creada diez años atrás por decreto del exgobernador Jorge Sobisch, con el objetivo de motorizar un tren que nunca existió, pero del cual llegaron a tenderse 24 kilómetros desde Zapala hacia la frontera con Chile. Para ese proyecto, se utilizaron parte de los 250 millones de dólares emitidos en títulos por el gobierno del exgobernador, los viejos Tidepro.

El fracaso del proyecto hizo que, durante el gobierno de Jorge Sapag, se redireccionaran los recursos, para completar trabajos de infraestructura para la Zona Franca de Zapala, cuyo acto de inauguración en 2010 fue la última actividad conocida de Patagonia Ferrocanal. Ese galpón, valuado en unos 170.000 pesos, una camioneta de 150.000 pesos y mobiliario por otros 30.000 son los únicos activos que le quedaban a la firma, tras la transferencia de las vías al Estado provincial, dos años atrás.

"La idea es cederlos al Ministerio de Desarrollo Territorial para que pueda seguir utilizándolos, pero sin el costo que implica soportar el funcionamiento de una empresa", detalló Irigoyen. El funcionario indicó que la empresa estaba "saneada", ya que a sus principales acreedores se les pagó el año pasado, antes de decidir dar por terminada la sociedad.


Gastos elevados

Ya en 2012, "Río Negro" había publicado que la firma había gastado casi siete millones en un año, sin hacer nada. Sin empleados, sus únicos gastos eran originados por honorarios del directorio, síndicos y alquileres. Irigoyen afirmó que se planteó como posibilidad su fusión con Zona Franca, pero "resultaba más sencillo liquidarla".

Rio Negro On Line 
 22/09/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!