Nagoya 5000 entrarán en servicio en el otoño de 2015

ACTUALIDAD NACIONAL

Los trenes están siendo reformados en Osaka y serán enviados al país a fines de este año. Entrarían en servicio recién en el otoño de 2015, informan medios japoneses. Marubeni apuesta a conseguir una mayor penetración en el mercado argentino tras esta operación.

Treinta coches adquiridos de segunda mano al Metro Municipal de la ciudad japonesa de Nagoya están siendo reformados y adaptados en la ciudad de Osaka, Japón, para ser adecuados a los estándares de operación del Subte. Según informan medios japoneses, los cinco trenes, compuestos por seis coches cada uno y destinados a reforzar la flota de la línea C, serán embarcados y transportados a la Argentina hacia fines de este año y podrían entrar en servicio recién en el otoño de 2015.

Los coches en cuestión fueron fabricados en la década del 80 y pertenecen a la serie 5000 de la línea Higashiyama del Metro de Nagoya, de donde también provienen los actuales Nagoya series 250/300/1200 que circulan en la línea C. Estos últimos habían sido comprados de segunda mano en la segunda mitad de la década del 90.

La reforma de los coches consiste en su adaptación para captar energía por catenaria a 1500V, ya que en la actualidad toman energía por un patín colector y tercer riel a 600Vcc, el recambio de los frenos y de la cadena de tracción. Las tareas, por encargo de Marubeni, serán encaradas por la compañía Osaka Rolling Stock Industries. El equipamiento eléctrico será provisto por Toyo Electric y los frenos por Nabtesco.

La adquisición de estos trenes se realizó mediante una "manifestación de interés" lanzada por SBASE en enero de 2013. Originalmente contemplaba 18 coches (tres trenes de seis unidades), pero luego la cantidad se amplió a 30 ante el ofrecimiento de la trader Marubeni, que se quedó con la licitación al vencer a la también japonesa corporación Yashima & Co.

El costo total de la operación asciende a 16,7 millones de dólares. De acuerdo con la prensa de negocios japonesa, Marubeni busca utilizar la operación para consolidar su posicionamiento en Sudamérica y en especial en Argentina, donde habría quedado debilitada su presencia tras la firma de los múltiples acuerdos con CNR y CSR para adquirir material rodante chino para los ferrocarriles de superficie.

Las empresas japonesas gozaron de una posición privilegiada en la adquisición de material rodante en los últimos 50 años. La fiabilidad de sus productos fue probada tanto en los ferrocarriles metropolitanos como en el Subte. Según fuentes extraoficiales, el Gobierno Nacional habría sondeado a Marubeni antes de firmar los millonarios contratos con China, pero la japonesa fue descartada al duplicar en precio su oferta a la de CSR. Además, China hizo más atractiva su oferta al manifestar interés en instalar una fábrica en el país, lo que se concretó esta semana con la adquisición de EMFER.
 enelSubte.com 
11/03/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!