Costo de transportar carga en camiones es cinco veces más caro que con trenes

INFORME ESPECIAL

El costo de la comercialización de mercaderías por camión es en Argentina tres veces más alto que el empleado en los trenes y cinco que el necesario para bienes a través de barcos. La adaptación de nueva infraestructura fue parte de las discusiones que tuvieron los representantes del Gobierno con los empresarios el año pasado, cuando debatieron sobre cómo aumentar la competitividad de las producciones locales.

Esto encarece el costo de las exportaciones. Es que según la publicación, titulada “El sistema de transporte en Argentina”, el precio del traslado por camiones se elevó entre cinco y seis veces desde inicio de los ’90.

Es así que, para transportar 15.000 toneladas de, por ejemplo, un cereal, se precisarían unos 500 camiones y el costo para el empresario rondaría los u$s97 por tonelada. Sin embargo si esa misma carga fuera trasladada por vía ferroviaria, el costo descendería a u$s36 por tonelada y se necesitarían solamente 250 vagones para el traslado. La diferencia se acentúa si el transporte es fluvial, ya que el precio es de u$s23 por tonelada, y se deberían contratar apenas diez barcazas.

El dato se desprende de un informe realizado por el Centro Estratégico para el Crecimiento y Desarrollo Argentino (Cecreda), en el que a lo largo de más de 60 páginas analiza el sistema de transportes del país.

No es sólo el ahorro para los empresarios lo que resalta el texto del centro de estudios que dirige Mauro González, sino que también sería significativa la disminución de necesidad de combustible. Es que para cargar una tonelada en un camión se pueden recorrer 23 kilómetros con un litro de combustible, mientras que para esa misma distancia se podrían transitar 90 kilómetros en tren y 250 kilómetros en barcaza.

Según la publicación, la diferencia de costos “tiene por supuesto impacto a nivel del consumo de energía, que es sensiblemente menor en el caso del transporte acuático y con menor impacto además en el medio ambiente por emisión de gases o ruidos. A ello se agrega los menores índices de accidentología para el sector respecto de otros medios de transporte. La baja de costos resulta entonces en un aumento de la competitividad para la economía argentina”, aunque señala que “en contrapartida, el transporte acuático es más lento, lo cual requiere de esfuerzos en materia de desarrollo de infraestructura para el sector”.

El informe subraya que más del 80% de las exportaciones e importaciones del país se realizan por vía marítima y sugiere que el comercio interno adopte esa fórmula. En los tramos en que eso no es posible, por falta de rutas fluviales, el tren debería ser la alternativa, pero el cierre de ramales en las últimas décadas del siglo pasado imposibilita esta opción. Por eso existe esa repetida premisa que dice que “sale más barato llevar una carga a Buenos Aires desde China que desde Jujuy”.

El pedido de una mayor infraestructura (más creación de vías ferroviarias) fue parte de las mesas de diálogo social entre los empresarios y los representantes del Gobierno, encabezadas a fin del año pasado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. De allí salió la promesa de acelerar las obras en el Belgrano Cargas, pero muchos hombres de empresa consideran que no sería suficiente.
 Diario Bae 
 21/03/2014

1 comentario:

  1. Mientras el coste de transporte semás barato es una buena opción adoptar este tipo de traslado, es lo que todo empresario desea, dismiuir los costos...

    exlente info Gracias

    David...

    ResponderEliminar

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!