El museo ferroviario es un atractivo que ofrece Puerto Deseado a los visitantes

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD
En la década del 80 cuando se ordenó la fundición del ferrocarril una pueblada permitió recuperar el vagón reservado 502.


Ricardo Vázquez, uno de los impulsores para la creación del Museo Ferroviario de Puerto Deseado y presidente de la Asociación Ferroviaria “20 de Septiembre”, recordó este hecho que permitió mantener el vehículo como símbolo de esta historia. Es importante destacar que este museo se ha constituido en un importante atractivo para la localidad y sin dudas pasó a formar parte del patrimonio cultural con el que cuenta la provincia de Santa Cruz.

Orígenes del espacio
El presidente de la Asociación Ferroviaria “20 de Septiembre” Ricardo Alejandro Vázquez dio a conocer detalles sobre la historia del Museo Ferroviario y el popular vagón reservado 502 que fue recuperado en una poblada. “La creación del museo nació con la imperiosa necesidad de conservar el lugar, tras observar los actos vandálicos y de robo que azotaban a la estación del ferrocarril, luego de que fuera clausurada el 15 de enero de 1978. Hace 10 años decidimos juntarnos ferroviarios, familiares y gente que se apasiona por los ferrocarriles para crear esta asociación que hoy vela por el mantenimiento de este lugar”, señaló.
En ese tiempo decidieron exhibir objetos que facilitó la comunidad, tales como: fotografías y otros elementos, algo que realmente tuvo una muy buena respuesta por parte de los vecinos que querían conocer más sobre esto, y finalmente hace 10 años Vázquez también rememoró sus conocimientos y manifestó que el ferrocarril se fundó luego de la Campaña del Desierto, con el objetivo de poblar, comunicar y asentar la soberanía de la Patagonia, por lo que en 1901 se comenzó a trazar un plan para construir ferrocarriles económicos por parte del Estado.

Más detalles de la historia
Luego de siete años se debatió la Ley de fomento de los territorios nacionales y en 1909 llegó el primer contingente de 200 obreros para construir el proyecto ferroviario Puerto Deseado-Lago Nahuel Huapi. En esa época, Deseado tenía tan solo 40 habitantes y era una pequeña colonia perdida en el desierto patagónico que había sido fundada en 1884, constituida por gente dedicada a la cría de ovejas, por lo que la llegada del ferrocarril transformó a toda la región.
Vázquez, también contó que el 22 de junio se colocó el primer riel y el 20 de septiembre se congregaron los pobladores, el Gobernador y la locomotora 163 recorrieron los primeros mil metros de vía.
De esta forma, en 1914 se creó la primera Comisión de Fomento y a fines de ese mismo año se clausuró la construcción del ramal en la colonia Las Heras, que en ese entonces era un pequeño pueblo.

Al mismo tiempo aseguró que en 1978 se recibió el telegrama que decía que se clausuraba el ramal de Puerto Deseado-Las Heras, por lo que muchos de los trabajadores se jubilaron, se retiraron, en tanto que otros fueron reubicados con el comienzo de la actividad pesquera. “Lo peor se vivió en noviembre de 1980 cuando la esposa del general (Jorge Rafael) Videla le regaló a la Sociedad Católica de Comodoro Rivadavia todo el material rodante que conformaba el ferrocarril y ellos se lo vendieron a los gitanos. Un día nos levantamos y vimos cómo cortaban vagones y cargaban coches en camiones que los llevaban para ser fundidos”, recordó Vázquez.
Sin embargo, cuando se llevaban el coche reservado 502, hubo una poblada que obstruyó la salida del camión para que al menos dejara eso como recuerdo y tras diversas gestiones ante el Gobernador, finalmente fue declarado de interés provincial y hoy se encuentra en el centro de la ciudad.
 Tiempo Sur 
07-02-14

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!