El trasandino busca apoyo internacional

FERROCARRILES DEL SUD -  ACTUALIDAD



La construcción del ferrocarril trasandino es una de las apuestas fuertes del gobierno de Mendoza, sin embargo y pese a que hay parte de las inversiones comprometidas, el proyecto no logra avanzar en Chile. La intención del gobernador Francisco Pérez es iniciar la construcción de la megaobra antes de 2015, pero los costos y las trabas administrativas comprometen el objetivo. Por tal motivo, el mandatario apuesta a que sea declarado de interés mundial por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). “Llevaremos al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el proyecto para unir Argentina con Chile a través de un túnel de baja altura por el que pase el Trasandino, adelantó Pérez. La explicación que dio el gobernador tras inaugurar un nuevo destacamento de Gendarmería Nacional en Mendoza, es que el tren "llevará al mundo el alimento producido en Brasil, Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay". A juicio de Pérez, el proyecto tiene la envergadura del Canal de Panamá, aunque ferroviario. El primero es una de las principales rutas del comercio marítimo mundial que conecta más de 144 rutas; 1.700 puertos y 160 países. "Es mi obsesión que se inicie el proyecto. Esto va a marcar la matriz productiva de la provincia, la región, el país y el Mercosur", resaltó Pérez y agrego que "tiene que ver con el Corredor Bioceánico". Por otra parte, el mandatario aseguró que la construcción de este complejo posicionará a Mendoza como la capital logística del Mercosur, con el objetivo de unir Buenos Aires, con Valparaíso, San Antonio y Ventanas. El Tren Trasandino estuvo muy presente en la agenda del gobernador en los últimos días. En la Casa de Gobierno, se reunió con el vicepresidente de la Corporación América, Hugo Eurnekián, una de las firmas interesadas en desarrollar la megaobra; y el empresario estadounidense Young Wood, quien se mostró interesado en invertir y dejó su compromiso de buscar capitales en su país y en China. Con interés La inversión de más de u$s 3.500 millones necesarios para la construcción del túnel genera interés en los empresarios internacionales. No obstante, se busca el apoyo político de las grandes potencias mundiales para estar seguros de que el nuevo ferrocarril tendrá el uso esperado y podrán recuperar su inversión. Varias firmas ya asumieron su compromiso de invertir en el Trasandino. Corporación América operó la formación de un consorcio internacional para concretar el proyecto sumando a Empresas Navieras S.A. de Chile, Mitsubishi Corporation de Japón, Geodata de Italia y Contreras Hermanos de Argentina, mientras continúan las conversaciones con empresas de Europa, Asia y América interesadas en incorporarse al emprendimiento. El proyecto tendrá tres etapas: la primera será un túnel simple con vía simple, que tiene un diseño similar al del viejo trasandino con una sola ruta y cruces cada 15 kilómetros. La segunda etapa agregará una segunda vía, lo cual llevará la capacidad de carga y transporte a 34 millones de toneladas al año. El último tramo agregará un segundo túnel y llevará la capacidad de carga a 80 millones de toneladas, 20 veces más de la que actualmente tiene el paso Cristo Redentor. El transporte se realizará a través de un ferrocarril eléctrico y dos estaciones multimodales en los extremos del sistema que permitirán la carga y descarga de en todos los formatos, incluyendo camiones con su conductor. La construcción de la obra demandaría una década, y permitiría cruzar la cordillera de Los Andes en cuatro horas, durante todo el año. 
El Cronista
21-08-13

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!