CONOCÉ CÓMO EVOLUCIONÓ LA FORMA DE CONSTRUIR LOS SUBTES EN SUS 102 AÑOS DE HISTORIA

ACTUALIDAD - INFORME

Desde las primeras estaciones de la Línea A hasta la actualidad, los métodos fueron cambiando para reducir el impacto ambiental.
Con la inauguración del subte en 1913, Argentina fue pionera en Hispanoamérica en ofrecer un medio de transporte rápido e imperceptible a los ojos de los transeúntes, salvo por unas ligeras vibraciones en la superficie.
subte2
Esta innovación, impulsada por el espíritu de la Argentina del Centenario, tuvo un impacto inmenso sobre toda la ciudad, tanto por los cambios fisonómicos que generó como por la significación que adquirió para la gente de la época.

Pero desde aquel entonces, en el que las grandes obras realizadas a cielo abierto despertaban la curiosidad de los vecinos que se acercaban a mirar, las técnicas de construcción fueron cambiando, fundamentalmente para reducir el impacto ambiental.
A continuación te contamos cómo fueron evolucionando los procedimientos y las ventajas de cada uno.
Un viaje subterráneo
En zonas densamente urbanizadas y pobladas como Buenos Aires, el subte cuenta con una ventaja fundamental que es la de correr bajo tierra. De esta manera, permite unir puntos alejados de la ciudad, hacer el viaje mucho más rápido y reducir las consecuencias negativas en el medio ambiente.
Afortunadamente, el suelo de la ciudad presenta muy buenas condiciones de estabilidad que facilitan la excavación, un trabajo en el que se utiliza una gran cantidad de mano de obra y mecanización parcial, con herramientas neumáticas y máquinas excavadoras.Diferentes procedimientos de construcción
A cielo abierto / cut and cover
A principios del siglo XX, para construir la línea A, la más antigua de la red, se cortó el tránsito íntegramente entre Plaza de Mayo y Plaza Miserere.

Este método, denominado a cielo abierto, fue el primero en ser implementado. Si bien es el más rápido y el más económico, tiene un impacto muy negativo sobre la circulación vehicular, requiere romper el pavimento para poder cavar los pozos, y afecta a los comerciantes de la zona durante el período de ejecución de la obra.
Por eso, desde la década de 1930 se avanzó en otras técnicas menos perturbadoras de la vida urbana.
Con el correr del tiempo, se implementó la variación cut and cover, que trabaja por mitades: se corta parte de la calle, se cava el pozo, se colocan los pilotes y, una vez que se construye la losa superior, se reabre el tránsito y se trabaja del otro lado. Luego, las obras continúan de forma subterránea, con escaso impacto en la superficie.
A cielo abierto es el método representativo de la Línea A.
En caverna
El método cut and cover permite trabajar a nivel más superficial: hasta 6 metros de distancia entre la calle y el andén aproximadamente. Pero ocurre que, muchas veces, es necesario hacerlo a mayor profundidad, por la interferencia de otras líneas o servicios públicos.

Por eso, desde hace tiempo, comenzó a implementarse el método en caverna, más beneficioso a nivel ambiental, ya que la obra se ejecuta íntegramente debajo de la superficie.
Para la extensión de la Línea H, se trabajó en caverna, y se hará lo mismo en la futura Línea F, a excepción de la estación Congreso.
Más allá del paso del tiempo, las modalidades a emplear dependen de las características del suelo a fundir, el emplazamiento de otras líneas anteriores y la interferencia con servicios públicos, entre otros condicionantes.

subte
¡Lo que se viene!
Actualmente, la red de subte cuenta con 60 km distribuidos en seis líneas, y trabajamos en el estudio, el diseño y la ejecución de nuevos planes para mejorar las líneas existentes y expandir la red, siempre con la innovación y las nuevas tecnologías como bandera.
De esta manera, seguimos trabajando para mejorar la calidad de vida de las personas, brindando un servicio confortable y seguro, que cambie la manera de moverse en la ciudad.
Buenos Aires Ciudad
28/07/2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!