Los talleres ferroviarios

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD

 




Río Negro.- La localidad de San Antonio Oeste está estrechamente ligada al ferrocarril y los talleres ferroviarios son parte de una historia que ha marcado desde la misma fundación el acontecer de la ciudad y de su gente. Los mismos al decir del historiador Héctor Izco "nacieron paralelamente con el inicio de la construcción del ferrocarril San Antonio al lago Nahuel Huapi cuando se dispone la construcción y equipamiento de los Talleres, que de inmediato que avanzan los trabajos de construcción primero y el funcionamiento de los primeros trenes, ven aumentar sus dependencias y modalidades operativas".

"Se construyen como todo lo inicial, en la zona del puerto, sobre la marea, en donde se habían ya establecido los primeros muelles para la atención del tráfico marítimo, que por entonces era toda su actividad como pequeño puerto-pueblo".

En aquella época en los talleres se procedía al armado de las primeras locomotoras y los vagones y su reparación.

"Ocupaban –escribe Izco- un gran galpón, largo y no muy ancho y se agrupaban diferentes secciones como carpintería, pinturería, tornería, fundición, herrería, electricidad, calderería e incluso un gran torno de ruedas para las de las locomotoras".

René Henry Lefebvre relata en su libro "Mi querido Puerto San Antonio" que "En el año 1943, un grave acontecimiento había amenazado la vida misma del pueblo, por sus posibles trágicas consecuencias sobre la población laboriosa. Precisamente en víspera de la llegada del nuevo jefe don Bernardo Aymar, se quemaron íntegramente los Talleres del Ferrocarril, ubicados entonces a lo largo de la caleta, entre los galpones de almacén y la barraca de Lahusen. El nuevo jefe, sobre las brasas humeantes se abocó de inmediato y de lleno a reconstruir los Talleres y asegurar servicios de emergencia, para la atención imprescindible del material rodante en servicio".

Los nuevos talleres, trasladados arriba (hoy Comsal), con dimensiones de gran empresa de futuro, de alto prestigio para San Antonio, a la vez que de gran utilidad por la cantidad de operarios ocupados allí fueron inaugurados en el año 1947.

La amenaza de cierre no es nueva. En el año 1931, el periódico "Comentarios" editada la siguiente nota "Tenemos conocimientos de fuentes fidedignas que ya ha sido aprobada la traslación de estos importantes talleres y hasta previsto en el ejercicio actual, las erogaciones que tal medida impone, confirmándose en consecuencia las noticias que a este respecto poseíamos. Como el hecho afecta sensiblemente al desenvolvimiento de nuestro pueblo y su evolución futura, invitamos al vecindario de San Antonio Oeste a que haga sentir su voz de protesta".

Se sabe que "El Comisionado Municipal, que es el señor Juan Pedro Vera, convoca inmediatamente a una reunión de vecinos y fuerzas vivas a fin de tratar tema tan peligroso para el futuro del pueblo. Como resultado de la multitudinaria reunión en la Municipalidad, se conforma una Comisión encargada de tratar de movilizar a toda la población en pos de neutralizar el proyecto de traslado. Todos se movilizan activamente, notas van y vienen, se toca cuanta amistad en los círculos de gobierno hay, se interponen influencias y afortunadamente los talleres siguen en San Antonio Oeste". Uno de los protagonistas de la historia del ferrocarril y de los talleres, el escritor Juan José Sánchez, en el boletín "Rescatando Ayeres" se refiere a la actividad social y cultural que marcó la identidad del pueblo, en este caso la deportiva: "Los talleres ferroviarios fueron una magnífica escuela. Allí adquirieron oficio y formación técnica generaciones de jóvenes sanantonienses y de otras poblaciones vecinas, que además de formarse, crearon una mística fierrera trasladada al deporte mecánico, que dio sustento durante décadas a una de las pasiones deportivas del pueblo".

"No menos importante fueron esos talleres en la historia de nuestro fútbol. Un contingente de obreros ferroviarios procedentes de Tucumán, donde trabajaban en los talleres de Tafí Viejo, fueron trasladados por razones disciplinarias a los talleres de San Antonio Oeste. Algunos de ellos eran excelentes futbolistas y fueron los fundadores del Club Atlético Talleres, aportando su técnica exquisita a una escuela futbolística de respetable enjundia".

También se debe recordar que en el año 1961 se clausuraron siete talleres pertenecientes a los Ferrocarriles Argentinos, entre ellos el de San Antonio Oeste "en una decisión que parecía un mazazo Terminal para una comunidad golpeada por el infortunio y las frustraciones". Por la actuación denodada de pueblo y autoridades San Antonio fue la única localidad que aceptó el desafío y los convirtió en una cooperativa de trabajo, escribiendo las páginas de otra historia más.

Recurrentemente siempre se habla del cierre o del levantamiento de los talleres ferroviarios, pero siempre la comunidad sanantoniense los defenderá con todas sus armas, porque –al decir de Juan José Sánchez- "No resulta aventurado sostener entonces que si existe un espíritu ciudadano que marca a sus habitantes, el alma de San Antonio Oeste se forjó en las vías que se juntan en el infinito, con la dura flexibilidad del acero y esa nostalgia irremediable por la distancia".

Rio Negro On Line 
 04/07/2012
ARRILES DEL SUD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!