Sesenta familias viven en la traza del nuevo metrotranvía

ACTUALIDAD


La segunda etapa del metrotranvía, que unirá la Ciudad de Mendoza con Las Heras, es una de las obras más esperadas en la provincia. Incluso, del lado de la Ciudad de Mendoza ya comenzaron las tareas y obras en las vías y los terrenos aledaños para esta etapa que conectará cuatro departamentos entre sí (a los mencionados se suman Godoy Cruz y Maipú).
Sin embargo, hay un detalle para nada menor y que tiene que ver con el nuevo punto de llegada proyectado para las unidades en el tramo que se agrega.
La vieja estación de trenes de Panquehua será el punto final (o de partida, según como se mire) de las unidades y en esos terrenos viven desde hace ya varios años, 60 familias, unas 300 personas que aún esperan una definición sobre SU FUTURO.
“Hace siete años que vivo acá. Nunca pedimos que se nos regale nada. De hecho, nos conectaron la luz legal y la pagamos para que no nos la corten. Pero ahora no sabemos qué va a ser de nosotros. Vamos a la Municipalidad y un día nos dicen una cosa, otro día nos dicen otra. No hay nada concreto y las obras ya empezaron”, destacó Carina, una de las integrantes de las 60 familias que viven en el predio de la vieja estación.
Otros vecinos consultados también acusaron la falta de confirmaciones oficiales sobre SU FUTURO, al tiempo que sostienen que lo único que les han dicho es que deben tener la cédula de congelamiento que certifique que son dueños del terreno en el que habitan.
“No todos tienen ese papel. Mucha gente que fue censada se ha ido y han venido otras personas”, relataron otros vecinos consultados.
Sin embargo, el ministro de Infraestructura, Rolando Baldasso y el coordinador de la obra, Omar Venturini, aclararon que hay un artículo dentro de la licitación que prevé que los trabajos lleguen en un primer momento hasta la calle Avellaneda (cien metros antes de la estación), justamente para no afectar a esos vecinos.
En paralelo, se buscará una solución habitacional para esas 300 personas, para que finalmente se pueda concluir con la refuncionalización del mencionado predio.
“Lo que se haga en la estación Panquehua dependerá de la solución que se dé a las familias”, sintetizó Baldasso, resaltando que no construirán en la estación hasta tanto no se hayan ido las familias.
La problemática no sólo afecta a los vecinos de esa villa sino que también repercute en familias y viviendas de la zona más céntrica de Las Heras. Es el caso de algunas que viven en el cruce de San Miguel y Pasteur, donde -dicen- también recibieron hace tres meses la visita de algunas personas que les dijeron que “tal vez” el metrotranvía pasaría por donde ellos viven y deberían tirar algunas paredes. “Sólo nos dijeron eso. El tiempo pasa y seguimos esperando”, manifestaron preocupados los vecinos.
“Esos vecinos ya fueron notificados por la Municipalidad de Las Heras. No pueden continuar así justamente porque han construido y avanzado sobre terrenos ferroviarios y no está permitido. El metrotranvía no tocaría las casas, pero van a tener que dar marcha atrás ya que complicaría el ángulo de visión”, aclaró Venturini.



En marcha
Al norte de la Estación Mendoza (ubicada en Belgrano y Juan B. Justo) ya se observan los trabajos y movimientos de tierra. Por un lado están los obreros que trabajan en la apertura y unificación de las calles Roque Sáenz Peña y Godoy Cruz, que unirá el centro con la Sexta Sección.
Unos metros más al norte, también se puede ver a los trabajadores de otra empresa abocados a las tareas que son exclusivas del metrotranvía. Hace ya algunos meses se hizo la limpieza y desmalezamiento de los viejos terrenos del ferrocarril, así como también se erradicaron los asentamientos del lugar.
“Se ha hecho el terraplén hasta Jorge A. Calle y en toda la zona se ha hecho movimiento del suelo, además de recuperar los rieles y durmientes. Se está trabajando en el primer cruce, que es el de Pellegrini y Tiburcio Benegas – Belgrano”, contó uno de los trabajadores.
“Va a haber tres vías en el lugar. Una de ida, otra de vuelta, ambas con durmientes de hormigón para el metrotranvía, y al oeste se está construyendo una tercera vía que será para que la empresa Belgrano Cargas pueda hacer entrar sus locomotoras al taller”, amplió Baldasso.
Venturini, por su parte, indicó que la licitación también contemplaba un cruce a nivel en la hipotética intersección de Godoy Cruz y Roque Sáenz Peña, por lo que las dos obras pueden avanzar en simultáneo.
Siguiendo el camino de las vías con dirección al norte, al llegar a Jorge A. Calle se observa un brusco cambio paisajístico. Mientras que hacia el sur los trabajos ya han empezado y se ve el terreno limpio y nivelado, hacia el norte (con dirección a Las Heras) las malezas, los yuyos y la basura ganan la escena.
“Está previsto que para los primeros días de agosto haya un corte en Jorge A. Calle para empezar a trabajar en el lugar. Van a ser cortes parciales, de media calzada”, anticipó Baldasso.
Para el segundo tramo del tranvía se ha previsto una inversión de casi 225 millones de pesos, un plazo de ejecución de 24 meses a partir del inicio de los trabajos (desde noviembre del año pasado), la remodelación de la Estación Mendoza, la construcción de Tamarindos y la de nueve paradores.
Otro de los puntos de la licitación, y que es donde se produce el conflicto con los vecinos, tiene que ver con la refuncionalización de la estación Panquehua, que será el punto de llegada del MTM.
Los vecinos del lugar sostienen no saber qué les deparará el  futuro . “Nos han dicho que tengamos el papel de congelamiento y que quienes lo tengan van a tener la prioridad a la hora de darles una casa en otro lado. Nos han dicho que nos anotemos en el Inmuvi (Instituto Municipal de la Vivienda, de Las Heras), pero nadie sabe bien qué hay que hacer ni cómo”, contó Gastón, uno de los vecinos que vive en los terrenos.
“Cuando nos enteramos lo del metrotranvía fuimos a pedir una respuesta pero no nos han dado nada concreto”, contó Daniela Espinoza, que vive allí hace 14 años.
Tanto Baldasso como Venturini aclararon que no se avanzará con trabajos en la estación en sí hasta tanto no haya una solución. “El Gobierno, por medio del IPV, y la Municipalidad de Las Heras, están estudiando y evaluando qué se va a hacer con esos vecinos y si se los traslada”, explicó el ministro.
Venturini, por su parte, amplió la idea y destacó que si bien la obra inicial incluye esa estación, hay un artículo dentro del contrato en el que se prevé que se finalice provisoriamente en calle Avellaneda (a cien metros de la estación y en una zona donde no se afectaría a los vecinos de la villa).
“Eso se previó en el pliego porque sabemos que no es fácil relocalizar a la gente que allí vive”, contó el coordinador.
Con respecto a los damnificados del cruce entre calles San Miguel y Pasteur, Claudia, quien tiene una verdulería en el conocido “triangulito” del cruce, también se quejó.
“Nos comentaron que ‘tal vez’ nos tenían que sacar y ahí quedó todo. Preferiría que no nos saquen de un día para el otro, porque vivimos de esto”, indicó.
El coordinador de la obra sostuvo que en esas propiedades se han cometido irregularidades ya que han avanzado sobre terrenos del ferrocarril. “La Municipalidad les comunicó que deberán trasladarse, porque no pueden estar allí. De eso se va a encargar la comuna”, resaltó Venturini, quien luego quitó dramatismo a la situación. “Acá la idea no es dejar a nadie en la calle, por lo que se va a buscar una solución también para esas familias”.

LOS ANDES

31-07-14

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!