Ahora SBASE admite que hay que adaptar la línea al material rodante

ACTUALIDAD



Mediante un derecho a réplica remitido a este medio, la empresa contradice la propia licitación y asegura que la catenaria rígida se colocará a 3,95 m en lugar de 3,9 m, a apenas 7 cm del techo del coche. Probables inconvenientes con el gálibo dinámico: la vía deberá estar perfectamente alineada para evitar roces. Además, reconoce que recién se hicieron pruebas sobre la altura de los CAF una vez comenzada la obra.
Subterráneos de Buenos Aires emitió esta tarde un comunicado para desmentir la información publicada por enelSubte.com en la mañana de hoy. Ratificó, como afirmó este medio, que la catenaria rígida se colocará por regla general a 4,1 m, pero asegura ahora que la altura mínima será de 3,95 m y no de 3,90 m como la propia SBASE licitó la obra, según figura en la circular sin consulta que la complementó. Cabe recordar que la altura de los coches CAF 6000, sin contar el despliegue de los pantógrafos, es de 3,88 m.
La estimación difundida surge de las distancias mínimas de operación provistas por Metro de Madrid para los CAF 6000. En este escenario, según SBASE el techo del coche y el riel electrificado estarán separados por apenas siete centímetros, lo que no altera en forma sustancial el escenario delineado por el informe publicado por enelSubte.com en el día de hoy.
La escasa separación de siete centímetros traería complicaciones, sobre todo en lo referente al gálibo dinámico, esto es, en circulación, pues la vía debería estar perfectamente alineada y nivelada todo el tiempo y ser permanentemente bateada para no ocasionar roces que podrían representar un riesgo para la seguridad ante eventuales incidentes. Esto contrasta con las prácticas de mantenimiento vigentes. Otro inconveniente es el del aire acondicionado: además del poco espacio, las obras en curso no comprenden la instalación de ventilación forzada que evite saturar túneles y estaciones con aire caliente.
Asimismo, la empresa admite ahora que existe la necesidad de realizar adaptaciones a la línea “respetando los requisitos del material rodante” para que puedan funcionar los coches usados. Si bien niega que las obras mencionadas por este medio como alternativas barajadas por SBASE sean necesarias, no desmiente que deban realizarse otro tipo de intervenciones.
SBASE además reconoce que una vez comenzada la obra se debieron realizar pruebas con un tren con suplementos para imitar la altura de los CAF 6000, lo que confirma la imprevisión general del proceso de adquisición de estos coches. Cabe recordar que la línea B fue diseñada con especificaciones propias de gálibo ferroviario con tercer riel y que en ningún momento se previó la instalación de alimentación eléctrica aérea.


EN EL SUBTE

08-07-14

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!