Una falla técnica reavivó el conflicto en el subte B

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD



La línea B de subtes sigue complicada. Tras los conflictos con los delegados y las denuncias de sabotaje, ayer al mediodía un problema técnico obligó a brindar un servicio reducido.  Según informaron en la concesionaria Metrovías, hubo “una falla técnica menor en el sistema de señales de la estación Pueyrredón”. Por eso, desde el mediodía y durante 45 minutos, las formaciones sólo pudieron cubrir el trayecto entre Medrano y Rosas.  Los problemas con la línea B comenzaron el 26 de julio, cuando el Gobierno porteño inauguró las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas, en Villa Urquiza. Los metrodelegados se negaron a llevar los trenes hasta esas dos nuevas paradas porque afirmaban que no estaban dadas las condiciones de seguridad y comunicaciones, además de que la suma de las estaciones los obligaba a alterar sus cronogramas de trabajo y a pasar más minutos sobre las formaciones. Esa discusión llevó dos semanas y siete reuniones, hasta que se logró un esquema provisorio para operar las estaciones por 15 días.  Pero el mismo día en que Echeverría y Rosas finalmente iban a operar, una formación descarriló en el sector de cocheras de Rosas. Aunque el tren no tenía pasajeros ni afectó el servicio, nuevamente hubo cruces: Metrovías aseguró que se activó un sistema de seguridad por una maniobra mal realizada por el conductor, mientras que los metrodelegados aseguraron que hubo una falla en la comunicación, uno de los supuestos problemas que ellos habían denunciado.  Para colmo, al día siguiente hubo demoras para poner a la línea en funcionamiento porque no había corriente eléctrica. Según la concesionaria, fue un “sabotaje”, mientras que los trabajadores lo negaron, volvieron a cargar contra la empresa y aseguraron que de repetirse los problemas podrían realizar un paro desde hoy.  El conflicto entre los metrodelegados por un lado y la concesionaria Metrovías y el Gobierno porteño por el otro podría reagravarse en los próximos días. Es que SBASE, la empresa estatal porteña que administra los subtes, quiere inaugurar antes de fin de mes las estaciones San José de Flores y San Pedrito, de la línea A, que están terminadas desde hace años pero no se pudieron usar todavía por falta de vagones. Lo mismo había sucedido con las estaciones de la B, y los metrodelegados denunciaron que la Ciudad las inauguró por motivos electorales cuando no estaban en condiciones de operar. Clarín
20/08/13

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!