LA ESTACIÓN DE TRENES DE BARILOCHE: UN PASEO POR LA HISTORIA

ACTUALIDADá a cargo del complejo ferroviario.


San Carlos de Bariloche, Río negro, Argentina –

 Como un baúl cargado de recuerdos, la estación de trenes guarda los secretos de la bonanza de los ferrocarriles y de aquel lejano Bariloche que vivía en torno al tren. Tiene historias de despedidas y reencuentros y ahora concentra el movimiento de pasajeros los lunes, viernes y domingos, cuando una formación parte desde el andén.
Pero también muchos llegan a la estación como un paseo, para conocer el encanto de ese imponente edificio de piedras y techo de tejas negras que el año pasado fue declarado Patrimonio Histórico Nacional.
“La estación conserva los pisos, las puertas y el techo originales. Mucha gente viene a mirar el edificio porque hay pocos con este estado de conservación”, dijo Daniel Rodríguez, el jefe de la estación, que comenzó a trabajar en el 2000 en el Tren Patagónico de Bariloche (antes llamado Sefepa).
Daniel Rodríguez está a cargo del complejo ferroviario.
Daniel Rodríguez está a cargo del complejo ferroviario.

En la estructura se mantienen la galería amplia junto a las vías y los carteles que indicaban cada sala; sólo retiraron los saliveros de bronce y los bancos. Hay dos relojes, uno en la galería y otro en la fachada, que no funciona por falta de agujas.
La sala principal fue bautizada con el nombre de Germán Sopeña en “reconocimiento al periodista enamorado del ferrocarril y la Patagonia”, según reza la placa fechada en diciembre del 2002. Allí está intacta la boletería, con el mostrador de madera oscura y los barrales de bronce y, en el sector de encomiendas, todavía quedan carretas y antiguos canastos donde llevaban cargas.
El complejo de la estación tiene además tres viviendas, que antes estaban destinadas al jefe de estación, un auxiliar y un empleado, sumadas a otras casas que están dispersas a la vera de las vías.
También cuenta con el restaurante El Expreso, bajo el mando de Diego Crotto, que reactivó el espacio ambientado con objetos antiguos alusivos al ferrocarril y fotografías. El local de comidas abre de 8 a 24 todos los días con una variada carta, que incluye parrilla, y capacidad para setenta cubiertos.
El primer arribo
1934
llegó la primera formación, luego de la construcción del puente férreo sobre el río Ñirihuau.
Actualmente el Tren Patagónico parte de la estación de Bariloche hacia Jacobacci los lunes y viernes y hacia Viedma los domingos a las 18.
SOLEDAD MARADONA
 rionegro
13/02/2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!