EL GOBIERNO RECUPERA TRENES PERO LOS DEJA EN MANOS PRIVADAS

TBA SE QUEDO CON EL SERVICIO A URUGUAY  Y FEPSA CON EN DE LINCOLN - REALICO.

Pese a que cuenta con una empresa estatal que fue creada para operar servicios ferroviarios, el Gobierno ha optado por dejar las recientes reaperturas de trenes de pasajeros en manos de dos concesionarios privados.
En el caso del servicio de pasajeros Lincoln–Realicó –que ayer fue rehabilitado oficialmente por la presidenta Cristina Kirchner–, la operadora estatal ferroviaria (SOFSE) decidió contratar como operadora a Ferroexpreso Pampeano, la concesionaria de carga que controla el grupo Techint.
En tanto, para la reactivación del tren binacional que volverá a unir Argentina con Uruguay, la administración kirchnerista recurrió a Trenes de Buenos Aires (TBA), la operadora privada de las líneas Mitre y Sarmiento que maneja el grupo Plaza-Cirigliano.
Tras casi 15 años inactivo, el servicio de pasajeros que va de Lincoln (Buenos Aires) a Realicó (La Pampa) fue restablecido a mediados de junio con un tren semanal entre ambas estaciones. Para recorrer el trayecto de 237 kilómetros con una locomotora y tres coches de pasajeros, la SOFSE –que depende de la secretaría de Transporte y que actualmente presta los servicios urbanos de Chaco y Salta– resolvió “tercerizar” la operación del operación del tren a Ferroexpreso Pampeano a cambio de $ 290.000 mensuales.
Por su parte, el servicio de pasajeros entre Argentina y Uruguay –que la Presidenta y su par oriental, José Mujica dejarán restablecidos el lunes con un viaje oficial entre Concordia y Salto– presenta la doble particularidad de que tanto los trenes, como el operado r provienen del ámbito privado.
Para la prestación de los servicios, se utilizarán formaciones usadas que la empresa local Cometrans importó por US$ 4 millones de Holanda en los primeros meses de este año. Se trata de 10 coches motores dobles Wadloper que fueron fabricados en Alemania a principios de los 80 y que estuvieron en servicio en los ferrocarriles urbanos de Holanda hasta el año pasado.
Tras un acuerdo alcanzado el mes pasado, las autoridades de Transporte de Argentina y Uruguay designaron como operadora del servicio binacional a TBA, cuyo principal accionista es Cometrans, la empresa inversora del el grupo Plaza–Cirigliano.
A diferencia del enlace ferroviario que hasta 1985 funcionó sólo entre Concordia y Salto, ahora se prevé la corrida de un tren que comunicará el Gran Buenos Aires con la capital uruguaya, cruzando por el puente ferrovial de la represa Salto Grande.
A partir del 9 de setiembre, circulará un tren por semana entre la estación bonaerense de Pilar de la línea Urquiza y la ciudad charrúa de Paso de los Toros. En octubre, la frecuencia se elevará a tres trenes semanales. Y, si se cumplen los diagramas en juego, a partir de diciembre se podrá ir todos los días de Pilar a Montevideo.

Antonio Rossi
Diario CLARIN

01-09-2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!