Tras el último choque, apuran el sistema de señales del Sarmiento

FERROCARRILES DEL SUD -- ACTUALIDAD NACIONAL 


La pelea por el proyecto tecnológico clave – que debió haber estado operativo hace más de dos años y cuyo funcionamiento hubiera evitado las tragedia de Once y Castelar – quedó planteada entre el grupo Emepa-Alstom y el consorcio Roggio-Thales. En tanto, la sociedad de Vossloh, Ansaldo, Rovella y Comsa fue descalificada por no cumplir los requisitos técnicos.  Con varios meses de demora, la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF)–que depende del ministro de Interior y Transporte, Aníbal Florencio Randazzo– efectuará la apertura de las ofertas para definir al ganador de la obra tiene una valuación oficial de $ 654 millones.  Lejos del entusiasmo inicial que habían mostrado el año pasado, ahora los funcionarios califican a esta licitación como “problemática” por dos motivos salientes. En primer lugar, porque las empresas locales que compiten por la obra (Emepa y Roggio) son actualmente socias en la operación de la línea Sarmiento. Y en segundo lugar, porque el pliego estableció un precio de referencia demasiado bajo que ahora sería superado por las ofertas en juego.  En caso de que las propuestas económicas excedan el monto oficial, la cartera de Randazzo pondría en marcha un “plan B” que viene trabajando desde hace unas semanas. Consiste en priorizar la instalación de un “mecanismo de detección automática de trenes” y relegar la modernización integral del señalamiento. Para eso ya cuenta con una propuesta de una compañía inglesa, otra de firmas locales y una oferta de la compañía china CRSR. Cualquiera sea la opción elegida, la obra será adjudicada en forma directa. 
Clarín
28-06-2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!