EL REGRESO DEL FERROCARRIL SAN MARTÍN

actualidad

Desde el Gobierno nacional se anunció la llegada de locomotoras y vagones para ser destinados al ferrocarril San Martín. Una noticia importante para Mendoza porque reabre las expectativas sobre el mejoramiento de la infraestructura entre la provincia y el puerto.
a noticia es escueta, pero tiene un valor fundamental para la economía provincial. Desde el Ministerio de Transportes de la Nación se anunció que ocho locomotoras y 21 vagones de carga arribaron al puerto de Buenos Aires para la renovación del Ferrocarril San Martín, que une los puertos de Buenos Aires y Rosario con la región Cuyo, especialmente con Mendoza.
Se señaló oficialmente que el material rodante forma parte del plan de recuperación y renovación de vías, que lleva adelante ese ministerio nacional. Esas ocho máquinas -se indicó- se suman a las 22 que ya llegaron, de un total de 67 locomotoras que se esperan para esta línea, “que no recibía material tractivo desde hacía más de 40 años”.
Los aspectos señalados obligan a un tratamiento especial del tema, en razón de que son varios los planos que se benefician. Debemos partir de la base de que en su momento el transporte ferroviario era el principal para derivar la producción desde Mendoza hacia el mercado de mayor consumo, la Capital Federal y el Gran Buenos Aires y también hacia el puerto para la exportación.
Esos aspectos habían determinado también que se conformaran centros de abastecimiento, como ocurrió en el Sur provincial, que se unían a través de las vías férreas con la línea principal. Sin embargo, con la decisión de privatizar la red ferroviaria y la política de “ramal que da pérdidas, ramal que cierra”, hubo numerosos lugares que pasaron a convertirse en estaciones “fantasma”, mientras los sectores aledaños a las vías fueron ocupados por familias que instalaron viviendas precarias, como sucede en numerosos lugares a lo largo de la provincia.
Mientras tanto, las mercaderías pasaron a transportarse a través de camiones y los costos se incrementaron sustancialmente para quienes necesitan de los servicios.
De acuerdo con las denuncias formuladas por empresarios, el transporte constituye uno de los insumos más importantes a la hora de enviar los productos hacia la Capital Federal y el puerto. Destacan que resulta más caro el costo del transporte entre Mendoza y el puerto de Buenos Aires, que desde allí hasta Hamburgo, en Alemania.
Como el tema no es nuevo, ya en el gobierno anterior se intentó cubrir las críticas con anuncios que finalmente no dieron resultados, como sucedió con el denominado “tren del vino”, que inauguró con bombos y platillos el entonces ministro de Interior y de Transportes, Florencio Randazzo, que une a Palmira con el puerto.
Sin embargo ese tipo de transporte es muy poco utilizado en razón de que no se aseguran los horarios de llegada, existe lentitud extrema en la marcha como consecuencia del estado de las vías y hay muchas roturas de botellas, según han explicado los empresarios. Mucho menos resultado dio el que el ex ministro de Economía, Axel Kicillof denominó el “tren de la producción”, para llevar verduras y hortalizas desde nuestra provincia hasta el Mercado Central de Buenos Aires. Hubo varios aspectos llamativos en este caso, en razón de que el propio Gobierno impulsó la información para que tuviera trascendencia nacional, siendo que el convoy que transportó la mercadería constó de sólo dos vagones y sólo corrió en una oportunidad, ya que después no volvió a repetirse.
Es de esperar que ahora la situación cambie. Por de pronto, la compra de máquinas y vagones nuevos es una buena noticia, a lo que debería sumarse el compromiso del ministro de Transportes, Guillermo Dietrich, quien aseguró que “el tren es una política de Estado”, agregando que “estamos avanzando en obras de infraestructura para volver a hacer del tren una verdadera alternativa de transporte”.

 losandes
28/08/2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opiñon nos interasa, compartila !!!